domingo, 1 de marzo de 2020

Desmontando el documental 'El caso Alcàsser de Bambú producciones y emitido por Netflix - quinto y último capítulo

El equipo de Bambú producciones graba a Juan Ignacio Blanco, un Jueves, 18 de diciembre de 2017 en su caso. Allí, Juan Ignacio Blanco dice:  "Llevaría como mucho 10 o 12 días en casa de Fernando García. Se produce una llamada casi a medianoche, sobre las 11 o algo más tarde. Fernando García le dice a Juan Ignacio Blanco: "Levántate, me ha dicho el párroco que tiene que entregarme una cosa."

"La iglesia del pueblo está muy cerca de su domicilio,  a 300 o 400 metros de distancia. Entra Fernando García sólo por expreso deseo del párroco y sale con un sobre en el cual había una cinta de vídeo". Según el criminólogo Juan Ignacio Blanco,  en el primer vídeo, hago constar que según Juan Ignacio blanco la cinta de vídeo contenía 2 vídeos diferentes. No es cierto que Juan Ignacio Blanco se contradijese diciendo que había un vídeo donde se veía como se violaban a una de las niñas y después cambiase su versión diciendo que había otro vídeo en donde un grupo de poder hacía cortes con bisturí en los cadáveres de las niñas.

Pero voy a dejar constancia de lo que dice Juan Ignacio Blanco en este capítulo de esta serie documental:  "En un vídeo aparecen 2 de las niñas, Miriam y Desirée sobre unas camillas.  Se ve a una serie de personas con un bisturí en la mano, haciéndoles unos pequeños cortes en los cadáveres". Algunas personas que salían en esa cinta, tenían una relevancia social y económica en este país impresionante. Si eso era verdad (el contenido de la cinta), se nos caía el mundo encima" concluye el criminólogo." Un dato curioso, en el libro de Juan Ignacio Blanco ¿Qué pasó en Alcàsser? No aparece ningún dato o información sobre la existencia de este vídeo snuff, es un libro de criminología y su lectura se ciñe a datos de la investigación policial, el sumario o las autopsias.

Bambú Producciones le preguntan a Juan Ignacio Blanco si estaría dispuesto a enseñarles el contenido de esa cinta. Juan Ignacio Blanco les respondió que se lo pensaría.

Jueves, 3 Julio de 1997. El presentador de informativos Matías Prat dice  en su noticiario que la acusación particular y la defensa sostienen que ha habido muchas irregularidades en la investigación del triple crimen de Alcàsser.


Vicente Ribas Nieto, policía judicial de la 311 comandancia de la Guardia Civil, era el encargado de las fotografías pero en un momento dado, la gente estaba cansada y empezó a a ayudar a escarar para extraer los cadáveres, así de motu proprio, dejando de lado su función. Manuel Lopez Almansa, abogado de Ricart le pregunta en el juicio: "¿Si no era su obligación sacar fotografías de los cadáveres de la fosa durante su extracción, antes de tocarlos? " Vicente Ribas le responde que no era " No es necesario, si es conveniente."


Juan Ignacio Blanco dice que Vicente Ribas Nieto es una persona que va de fotógrafo a esa diligencia y paradójicamente, no tenemos ni una fotografía de como extraen los cadáveres de la tierra. "No sabemos lo que había dentro de esa fosa  porque este señor (sic) de motu proprio decidió no hacer estas fotografías. Dice que decidió ayudar a las personas que estaban cansadas, pero podía haber sacado una foto antes, cada vez que se extraía un cadáver."


La crítica del criminólogo escuchada por el aludido,  hace pasar apuros a Vicente Ribas Nieto, policía judicial de la 311 comandancia de la Guardia Civil, mientras escucha la voz del Juan Ignacio Blanco, se le nota incómodo, como agacha la cabeza y traga saliva. "Los funerarios ayudaron a extraer los cadáveres pero no escavaron. Los que escavaron, era un subteniente de Alcira, su conductor. Y no sé si otra persona (sic) y yo, no había nadie más" continúa Rivas y añade:  "La preocupación de que eran las niñas y teníamos que sacarlas." - Lo dice cómo si aún estuviesen con vida y se pudiesen salvar de algo. ¡Qué mas da sacar unos cadáveres 3 horas antes o 3 horas después, de muchas semanas muertas y desaparecidas!

Vicente Ribas se excusa "No había apenas luz, es un páramo. Si, podía haberme esforzado un poco más, párense todos, voy a sacar fotografías. Bambú producciones, la empresa  que realiza este documental, le echa no una mano sino dos manos, al guardia civil Vicente Ribas que debía haber hecho fotografías en lugar de participar en la extracción de los cuerpos. Se aprecia una grabación a oscuras del lugar del enterramiento. Es un detalle por  parte de Bambú producciones, no tuvieron ese mismo comportamiento con el Doctor Frontela, Juan Ignacio Blanco o Fernando García, a los cuales, atosigaron con preguntas incómodas, tratando de buscar contradicciones en su versión.

Vicente Ribas Nieto, el fotógrafo de la Guardia Civil que aquel día no ejerció su labor, señala con el dedo fustigador al  criminólogo díscolo:  "Juan Ignacio  Blanco se ha aprovechado de eso." ¿De tu negligencia como profesional?  ¿Qué se le va a hacer? La vida es así.

Antonio Carrascosa teniente coronel, jefe de la UCO de la Guardia Civil dice que Fernando García le instó a que le mostrase  una alfombra persa y este le dice que solo tiene constancia de una moqueta. El padre de una de las niñas, dice: "Los investigadores de la Guardia Civil me dicen que por error, un sargento de la Guardia Civil confesó que la había visto como un trasto viejo y la había quemado (sic).

El abogado Garzón le pregunta a este mando de la Guardia Civil si se quemaron algunas piezas de convicción. Antonio Carrascosa teniente coronel de la Guardia Civil dice en el juicio que lo que dice Fernando Garcia es "Falso totalmente." Al escuchar esto, Fernando García. masculla algo producto de la rabia, haciendo notar que está mintiendo.


Jeronimo Boix ex policía reconvertido en periodista: se desplegó la moqueta que estuvo en contacto con los cadáveres de las 3 niñas durante el juicio. Yolanda Laguna periodista de Levante-EMV  dijo al respecto que el hedor que desprendía esa moqueta era insoportable. El expolicia y periodista: Jeronimo Boix: "Esa moqueta la tuvo el Doctor Frontela". Luis Frontela, forense de la segunda autopsia comenta: "Me ponían verde, diciendo que en la alfombra no había nada."

El director del documental Elías León y su productor Ramón Campos entrevistan al Doctor Frontela: "La primera queja no es que no había nada y que era usted el que tenía la moqueta. Según el médico forense Luis Frontela : "La alfombra la mandan al Instituto de toxicología. la tuvieron en su poder, unos meses o el tiempo que sea. Yo había descubierto que había esperma, bastantes cosas. Me faltaba una semana para dar los nombres de los que estaban allí, y recibí la orden de devolver inmediatamente la alfombra".

Gloria Vallejo de Torres (perito del Instituto de Toxicología) contestan en el juicio: "Que haya grandes restos acumulados de fostatasa ácida, no es indicativo que pueda provenir esperma.. Hicieron el análisis 3 meses después". "Este perito (Frontela) hace el examen 4 años después, la perito dice: "Para mí no tiene ningún crédito ese resultado".

Tanto el director como el productor del documental tratan a toda costa de que Frontela diga algo parecido a la versión oficial. Él insiste: "Esas muestras de fostatasa ácida son de esperma, se ven de color violeta."

La otra perito Maria Jesús Iturralde afirma: "La sangre es casi una afirmación, el semen es una posibilidad. (minuto 12).

El 12 de  mayo de 1997 comenzó la vista oral del juicio. La moqueta fue devuelta al juzgado por el doctor Frontela el 9 de mayo. según los documentalistas.

El Doctor Frontela tuvo 29 días para confirmar que las manchas encontradas corespondian a esperma y sangre.

El perito forense Frontela replica que: "¿Se envuelven cadáveres en esa alfombra, los cadáveres se pudren, tienen heridas, tienen esperma y no encuentran nada? ¿Ni sangre ni esperma?"


El criminólogo Juan Ignacio Blanco comenta: "En una de las declaraciones,  Miquel Ricart dice que lo que más recuerda es la gran cantidad de sangre y añade con sarcasmo: Miquel Ricart es muy creíble en algunas cosas pero en otras nada". Y añade: " Unos cuerpos que presentan 120 lesiones y mutilaciones, es ilógico pensar que no hay ni siquiera una gota de sangre" dice Almansa, el abogado defensor.


Fernando Verdú portavoz forenses valencianos, defiende la tesis de la ausencia de sangre: "Es posible que no haya esperma, es posible. La mayoría de las lesiones que presentaban eran contusiones y no tienen porque sangrar.... los arrancamientos de las uñas, tampoco tienen que sangrar.".... Pero reconoce que hay una minoría de lesiones que no eran contusiones y si podía sangrar. Interesante. ¿Y los disparos en la cabeza? ¿No hacen sangrar?

El abogado defensor de Miquel Ricart dice: "En un coche (de Ricart) debería haber quedado alguna huella y no quedado huella de nada."

El fiscal resalta que la ausencia de pruebas biológicas no son un obstáculo para condenar  a Ricart y que el relato de El Rubio coincide con la recreación del triple asesinato y se pregunta quien dice que estos actos se realizaron sobre los colchones, que quizá por eso no hay rastro de sangre y semen. el propio Ricart dice que estos colchones no estaban en esta postura. Ricart dice en una de sus declaraciones que después de practicar estos actos, fueron a limpiar y a recoger todo lo que pudieron. En realidad, el fiscal acusa en base a las confesiones de un individuo que cambió de versión en varias ocasiones bajo la presión de sus interrogadores, que sí conocían detalles del crímen y podrían habérselos trasladado durante los interrogatorios, que es lo que sostiene "El Rubio". Fernando García reclama que se rebaje de 200 a 9 años de prisión a Ricart y que se anule el juicio.

A continuación, Bambú producciones revela la verdadera intención de su documental y nos deleitan con un bombardeo de declaraciones en el que se busca crear la sensación que Fernando García y Juan Ignacio Blanco son unos charlatanes y han montado un circo de declaraciones muy cortas y sesgadas, una a continuación de otra: " sectas satánicas... 12 asesinatos en Valencia.... matan niños y hace películas. .. que me llaman el carnicero del Mississippi...hubo actos de canibalismo... dicen en el informe que han sido mordidas por animales de dientes grandes...

18 diciembre de 2017, los autores del documental están en casa de Juan Ignacio Blanco y éste les hace un comentario sobre las supuestas grabaciones snuff ante el requirimiento de Bambú Producciones por que el criminólogo se las muestre. Juan Ignacio Blanco dice:  "Tú nombra a mi mujer las cintas".

El director de El Documental dice: "Nadie va a ver esas cintas pero si las veo, diré en el documental que son verdad". Soy escéptico con tanta franqueza;  pues el documental "El Caso Alcasser" está orientado en su totalidad a desacreditar in crescendo la versión alternativa y a matar a sus mensajeros.

El miercoles, 30 de julio de 1997,  Miquel Ricart declara en el juício:  "Soy inocente y tengo  la conciencia muy tranquila".
Miguel Ricart fue condenado a 170 años de cárcel por delitos, de rapto y violacion (aunque no habia pelos, semen ni ningún otro resto biológico que le incriminase en los cadaveres de las niñas y en el lugar donde fueron hallados los cuerpos) y también de asesinato.

Rosa Folch, madre de Desirée declara: "Es una condena de  30 años de los que va a cumplir 14."


Fernado Gómez, padre de Toñi cuenta: " Tenemos que seguir investigando"-


Juan Ignacio Blanco añade:  "En el juzgado de Alzira, sigue abierta una pieza separada del sumario para continuar la investigación contra el fugado Antonio Anglés y otros posibles autores que han podido participar en el triple crímen.

En el minuto 24, el documental empieza a poner a parir con dureza a Fernando García por la recogida de sobres y dinero para la investigacion.


La Fundacion "Niñas de Alcasser"  se legalizó y rapidamente recaudó 78 millones de pesetas. Hubo una presentación en sociedad de esta fundación, al frente estaba Fernando García, algunos de sus familiares y también los padres de  Toñi. De vocales uno de sus hermanos, sus hijos y como secretario Juan Ignacio Blanco.


Según Juan Ignacio Blanco, con esta fundación se pretendía buscar justicia y no venganza con ese dinero. La idea es de divulgación, concienciación, apoyo y no convertirse en una segunda policia y ajustas cuentas por cuenta propia.


La madre de Desirée (Rosa Folch) dice que lo que hace Fernando García no está bien, pues mostraba dibujos de su hija, en el que se veía como la apuñalaban con cuchillo.


Se publica un libro ¿Qué pasó en Alcàsser? escrito por Juan Ignacio Blanco en 1998. Rosa Folch denunció la Fundación Las niñas de Alcàsser. También denunció a Juan Ignacio Blanco por usar fotografías de la autopsia en su libro "¿Qué pasó en Alcàsser?


La Secretaria General de Asuntos Sociales dio la razón a Rosa Folch y denegó la inscripción de las Fundacion Niñas de Alcàsser. Pese a no haber sido registrada legalmente, continuaron su actividad.


Un juez ordenó la retirada del libro de Juan Ignacio Blanco,  3 meses despues de su publicación por la publicación de fotos de su hija Desirée sin su consentimiento.

6 De abril de 2018, los documentalistas aseguran que a pesar de su prohibicion, Juan Ignacio Blanco siguió vendiendo el libro. En una declaración grabada por una cámara, el criminólogo dice:  "Yo tengo la obligación de mostrar el contenido de la cinta pero no sé cuando."


Fernando Garcia es interpelado por los documentalistas para que convenzan a Juan Ignacio Blanco para que les muestre el contenido de la cinta, le comentan a Fernando que hace varios meses que Juan Ignacio Blanco no se pone al teléfono. Fernando Garcia cree que Juan Ignacio Blanco tiene una carta guardada.


Los autores del documental rescatan el testimonio de  Manuela Cabanillas, madre afectada por el asesinato de una hija y que buscó el amparo de la fundación ideada por Fernando García se siente defraudada y dice que Fernando García le dijo:  "Aquí no vamos a hacer milagros. Tenía que entregar un dinero como depósito: 500.000 pesetas. Posteriormente, vio a Juan Ignacio Blanco y Fernando García en televisión, comentando el caso de su hija, mostrando fotos de la autopsia que ella se negó a ver. Casi se muere al contemplar aquello. Mal por Fernando García, aunque tuvo la sinceridad de decirle que basicamente lo único que iban a hacer, es airear el caso; porque ni él es policía ni es juez. Y mal por esta mujer, ella ya conocía las formas de hacer denuncia de Fernando García y Juan Ignacio Blanco. No entiendo por qué a ellos les critica y a las fuerzas y cuerpos de seguridad y la justicia del estado español  no, ella paga impuestos al estado y una donación a una fundación es voluntaria.


Se emite un documental titulado "Alcasser, vides marcadas" en el Canal Nou, que lo considero la precuela de este documental "El Caso Alcàsser" de Bambú producciones y emitido por Netflix, pues el guión tiene como objetivo apuntalar la versión oficial y denostar la versión alternativa. Jeronimo boix y Genar Marti son los encargados de la investigacion.

Jeronimo Boix cuenta que: "Cuando terminamos el juicio, nuestra relacion era mala con Juan Ignacio Blanco y Fernando García" pero con Juan Ignacio Blanco aún se podía hablar.


El expolicia y ahora periodista  prepara una cámara oculta y se entrevista con una cámara oculta camuflada en la chaqueta. Llegó a la cafetería y cuelga la chaqueta en un perchero próximo a una mesa donde se sentarían y se dicen los unos a los otros: " Yo no me fio de vosotros, os voy a cachear." y los otros contestan:  "Nosotros tampoco nos fiamos de vosotros."


Una vez sentados, Juan Ignacio Blanco confiesa sin saber que hay una cámara de vídeo oculta grabándole:  "Se ha tirado 4 años llevándose dinero a espuertas para una fundación, esa fundación vende 2 millones de lotería porque con la fundacion se ha hecho muchísimas cosas, no vender libros y CDs, han recibido muchísmo dinero".


Fernando garcia y juan ignacio blanco han abierto cartas y cartas con dinero durante  horas y horas. Juan Ignacio Blanco ques es criminólogo y periodista de sucesos "Me habré tragado 50 actos coñazo de homenaje a Fernando Garcia." y entiendo que diga coñazo, a alguien como él, ese tipo de actos le deben parecer una pérdida de tiempo. Lo suyo es pasión por la criminología, no perder el tiempo en homenajes.

"Se organizaban fiestas, jolgorios, rifas de traje de fallera. El dinero recaudado por la fundación se le entrega a Fernando y no está contabilizada." prosigue Juan Ignacio Blanco: "Mientras no haya que matar o robar a nadie, me parece de puta madre. Pero no me hagas el planteamiento de que estamos aquí por esto." concluye el criminólogo.


Fernando García y Juan Ignacio Blanco, así como los presentadores de "Esta noche cruzamos el Mississippi emitido por Tele 5 y  el "jui de alcasser" emitido por Canal Nou arrastran acciones legales  en su contra desde el final del juicio.


Juan Ignacio Blanco hace una crítica: "Yo estaba como gilipollas por la fundación. Yo todos los días de pie 16, 17 o 18 horas de pie delante de una mesa.firmando libros como un gilipollas, para que tú estes llevandote una pila de millones.Cuando ves que todo ese dinero no se ingresa en la cuenta de la fundación, pues joder, te das cuenta."


Se diseña otro operativo para grabar al padre de una de las niñas, Fernando García que comenta: "El dinero es mío, me lo dieron a mí. No me dejaron hacer la fundación.  ¿A quien tengo que darle cuentas ¿A Juan Ignacio Blanco? Si el dinero lo tengo o no, es cosa mía. Si me quiero gastar el dinero en una fiesta pues lo hago, y si me lo quiero guardar, me lo guardo. Es mio, no tengo que dar explicacione a nadie. Os digo  una cosa, no quiero hablar de este tema."

Tengo que decir una cosa, respeto a Fernando García como padre coraje, pero no me cae demasiado bien, la sensación de que removió tierra, mar y aire porque le ocurrió una terrible tragedia  a él

Es cierto que el dinero que Fernando García recibía de la gente se lo ganó a pulso; porque siempre estuvo al pié del cañón. Otros padres decidieron quedar en un segundo plano y aceptar lo que dijesen las autoridades. Algunos padres acudieron a Fernando García para exigir justicia o pedir saber la verdad sobre crímenes sin resolver o poco claros, pero no toman ninguna iniciativam se indignan cuando se les pide dinero para iniciar una investigación o denunciar publicamente los hechos,  y cuando se denuncia sus casos en televisión, de lo que pasó a sus hijos, exigen que se pare todo. Es cómo si alguien quiere ser cirujano y le asusta la sangre, mejor, que se dedique a otra cosa.

El 22 de marzo de 1997. Un alto mando de la Guardia Civil  presenta una denuncia contra Fernando García y Juan Ignacio Blanco.

El 2 de octubre de 1997. El fiscal jefe de valencia presenta una denuncia contra Fernando garcia por calumnias.


El 23 de octubre de 1997. El tribunal que juzgó "El Caso Alcasser denuncia a Fernando Garcia por calumnias.


El 3 de junio 2009, 12 años después, Juan Ignacio Blanco es condenado a 2 años de cárcel y al pago de 350.000  euros por delitos de injurias.


Fernando García es condenado a pagar 285.000 euros  e indemnizaciones  por delitos de injurias . Fernando García declara que tiene la conciencia tranquila y que no ha insultado a nadie.


Muchos dicen que Juan Ignacio Blanco y Fernando García se han lucrado con un "delirio rentable" pero después de ser condenados a penas de prisión, multas de una cuantía elevadísima, ser sometidos a un escarnio mediático brutal, etc. Yo sigo sin ver rentabilidad por ningún lado. Y si han ganado dinero de algún modo, también lo han perdido de otro modo.

Bambú Producciones obvian que Fernando García y Juan Ignacio blanco fueron condenados a penas de prisión.


Fernando García dijo en una entrevista posterior a la emisión a este documental que Bambú Producciones lo ponen como un sinvergüenza y un estafador, pero obvian, una sentencia judicial contra él por "apropiación indebida" por el dinero recaudado para la fundación, en la que el magistrado archiva la causa contra él y Juan Ignacio Blanco.


JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCION Nº 1 DE PICASSENT (VALENCIA)
Procedimiento : Diligencias Previas 240/2003Juez : D. Eugenio Alarcón Caballero
AUTOSOBRESEIMIENTO PROVISIONAL

En Picassent, a 6 de abril de 2006
ANTECEDENTES DE HECHO
ÚNICO.- Por turno de reparto recayó en este Juzgado, las Diligencias de Investigación Penal nº 139/02, incoadas de oficio por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, incoándose la presente causa contra los imputados Fernando García Mediano y Juan Ignacio Blanco Durán, como posibles responsables de un delito de estafa y de apropiación indebida.
Practicadas las diligencias de instrucción consideradas necesarias, y recabado informe del Ministerio Fiscal, en fecha 29.03.06 interesó el sobreseimiento provisional de las actuaciones en virtud de lo dispuesto en el art. 641.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
ÚNICO.- Si bien los hechos investigados pudieran ser constitutivos de delitos de estafa y apropiación indebida, al atribuirse a los imputados haberse quedado con el dinero de la “Fundación Niñas de Alcácer”, de la que serían cofundadores y representantes, según sus propias manifestaciones en diversos programas de televisión; de las diligencias practicadas (declaraciones de los imputados, y la documental referente a dicha fundación, cuentas bancarias, así como de los programas de televisión) no resulta corroborado ninguna de dichas manifestaciones, ni los indicios de criminalidad iniciales: ni haber hecho uso de un engaño bastante para producir error en las personas que condujese a éstas a realizar disposiciones patrimoniales, ni haberse quedado con cantidades de dinero que se les facilitaran a título que conllevase la obligación de devolverla o entregarla a quien facilitó dichas cantidades (elementos típicos del delito de estafa, art. 248 del Código Panel; y del delito de apropiación indebida, art. 252 del Código Penal), como tampoco ha resultado determinada la cantidad de dinero que adquierieron.
El art. 641.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que; “Procederá el sobreseimiento provisional: 1º Cuando no resulte debidamente justificada la perpetración del delito que haya dado motivo a la formación de la causa”. En atención a dicho precepto, procede acordar el sobreseimiento provisional de esta causa, y su archivo provisional, una (vez) firme la presente resolución.
Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación
PARTE DISPOSITIVA
ACORDAR EL SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL de la presente causa, por no resultar debidamente justificada la perpetración de los delitos que dieron motivo a su formación, y su archivo provisional una vez que sea firme la presente resolución.
Notifíquese esta resolución al Ministerio Fiscal y demás partes personadas, haciéndoles saber que no es firme y que contra ella pueden interponer recurso de reforma, ante este Juzgado, en el plazo de los tres días siguientes al de su notificación.
Así lo acuerdo, mando y firmo.
DILIGENCIA.- Seguidamente se cumple lo acordado. Doy fe.




Y aún así,  Bambú producciones no duda en remover este episodio, no tanto por la indignación que supone que una persona recaude dinero para una fundación y lo administre como le parezca. La sensación que uno tiene es que se intenta dañar la imagen y credibilidad de Fernando García; porque se niega a aceptar la versión oficial del triple crímen de Alcàsser.


El párroco habla sobre la cinta. Juan Bautista Antolí, que es así como se llama, el cura párroco de Alcasser, grabado a bastante distancia y de espaldas a la cámara y con una risa un tanto extraña, empieza a hablar y a decir que lo que cuenta Juan Ignacio Blanco no es verdad, que no les dio ninguna cinta de video. Juan Ignacio Blanco dice que se le entregó un sobre con una cinta de vídeo a Fernando García.


Según él, le dijo  a Fernando García y a  Juan Ignacio Blanco que una persona le ha hecho entrega de un sobre bajo secreto de confesión. El párroco dice: "A mí no me han dado nada. Me llamó alguien por teléfono que había unas cintas...lo decia con miedo. Pensé que era un caso  de esos en los que dan las pistas falsas. Yo te pongo en contacto con Fernando García." Le puso en contacto con él. Él llamo a las 21:00, que ya está aqui fernando.


Cuando recogieron el presunto sobre con la cinta. Estaba  Fernando Garcia, su hermano y yo, confiesa Juan Ignacio Blanco.


Fernando García comenta : "Yo no la he visto nunca (el contenido de la cinta, no la cinta). Es que Juan Ignacio ha habido cosas que no me ha contado nunca. y yo tampoco le he preguntado a fondo, porque me conoce... tenía que salir de él."


Sobre el contenido de la cinta: "Si no me va a aportar nada, mejor no. si hay gente que pueda identificar, me gustaria verla", confiesa Fernando García y alude a Juan Ignacio Blanco de tú a tú:  "siempre me has dicho que no debería ver la cinta de mi hija, al igual que yo vi la autopsia, soy capaz de verla. Mi telefono sigue siendo el mismo, un fuerte abrazo Juan Ignacio Blanco."


Francisco Emilio, ex miembro del equipo de Juan Ignacio Blanco, le dice que si tiene un video snuff, el que entregaste al ministro de interior, ahí está la resolución del caso de Alcasser, si te sirves del público, dáselo al público, hay que poner en manos de la autoridades esas cintas (según el propio Juan Ignacio Blanco ya lo hizo una vez) Ya nos encargaremos de protegerte de cualquier acto de venganza."


Después de un año de aplazamientos de una segunda entrevista con nosotros. Juan Ignacio Blanco dejó de coge el teléfono a los de Bambú Producciones, a lo mejor, ya tenía bastantes problemas de debido a  2 tipos de cáncer que padecía. De hecho, en el documental se le ve bastante demacrado, a lo mejor, es que vio venir por donde iba los tiros del guión de Bambú Producciones  y al ver le iban a poner  verde, se cerró en banda, o simplemente, no quiso que le liasen más con el tema del vídeo, que como bien dice Bambú Producciones, no llegó a mostrar publicamente. ¿Pero cómo iba a hacer eso?


La madre de unas niñas lo denunció y un juez prohibió la venta de su libro por mostrar  unas simples fotografías  de su hija sin su consentimiento. No se puede subir un video snuff a Internet porque te lo retiran en tiempo record y aún por encima te denuncian y podrías enfrentarte a penas de cárcel,  multas e indemnizaciones para las familias de las víctimas con unas cantidades desorbitadas.  Existen leyes como la ley del protección del menor, la ley de protección de datos. Si es cierto que hay imágenes de violaciones o de sadismo sobre unas niñas, también estariamos hablando de pedofilia.


Y aunque no existiesen todas esas leyes, y el vídeo fuese real, algunos dirían que es un deepfake. Deepfake o ultrafalso,es un acrónimo del inglés formado por las palabras falso, falsificación, y aprendizaje profundo, aprendizaje profundo. Es una técnica de inteligencia artificial que permite editar videos falsos de personas que aparentemente son reales, usando para ello algoritmos de Aprendizaje no supervisado, conocido en español como RGAs (Red generativa antagónica), y videos o imágenes y resultados. El resultado final de dicha técnica es un video muy realista, aunque ficticio. Entre los ejemplos destacados del uso del uso de la técnica del deepfake se encuentran dos escenas de la película Rogue One una historia de Star Wars (2016) en las que la Princesa Leia aparece con la cara de Carrie Fisher cuando era joven, cuando en realidad fue interpretada por la actriz noruega Ingvild Deila. Con las nuevas tecnologías, algún experto en edición de vídeo, sería capaz de recrear un vídeo con los rostros de las víctimas, siendo torturadas por gente poderosa. En la década de los 90, sería muy díficil, hoy ya no lo es tanto.


Ana Sanmartin y Elías León leen una carta firmada por Rosa Folch, madre de unas de las niñas en las que considera que Fernando García y Juan Ignacio blanco han hecho unas declaraciones sobre la autoría de los criminales, que considera fantasiosas, morbosas y que su publicación le han hecho muchísimo daño personal. Yo veo en Rosa Folch una mujer que dijo "basta, ya no puedo más". Y considero que aunque Fernando García enfocó mal su denuncia pública, también creo que se han aprovechado de la debilidad psicológica de Rosa Folch después del duro golpe recibido por la cruel muerte de su hija y la usaron de ariete para cerrar el caso en falso.

El documental dice que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos anula la doctrina Parot el 8 octubre de 2013.


Tras  20 años de reclusión, El 29 de noviembre de 2013, Miquel Ricart sale de la prisión de Herrera de la Mancha. Una turba de paparazzis de los medios le esperan a la salida de la cárcel y consideran que es una buena opertunidad para que el acusado de esos crímenes pida perdón. Miquel Ricart les esquiva, escoltado por la Guardia Civil.


Fernando Bustamante  del periódico Levante-EMV y fotografo de profesión dice que logró sonsacarle una confesión a Miquel Ricart, después que saliese de la cárcel. ¿Cómo? Atención a lo que dice este fotografo, le pregunta a Miquel Ricart: "¿Tú te arrepientes de lo que hiciste? "Dice el fotografo que Ricart respondió con otra pregunta: "¿Tú que crees?" - aunque no hay una grabación de audio que acŕedite eso, como diría Bambú Producciones ,tenemos que fiarnos de su palabra y puede ser que dijese eso. Pero es irónico que los autores del documental que echan en cara a otros que en algunos casos, no puedan acreditar con pruebas lo que dicen, den por válidas las declaraciones del fotógrafo y permita que  las periodistas de Levante-EMV, autoras del artículo "Sin fundamento", baluartes de la versión oficial, hagan una interpretación de esa respuesta en forma de otra pregunta que hizo Miquel Ricart a su compañero fotografo como una confesión de que es culpable y se atreven a poner  en boca de Miquel Ricart que vino a decir:  "No soy el monstruo que soy, claro que me arrepiento."...sin haberlo dicho, periodismo del bueno, oiga. ¿Por qué el documental "El Caso Alcasser" de Bambú producciones  es mediocre? Por detalles cómo éste. ¿Cómo Bambú Producciones  puede tomar a la audiencia por imbécil? Hay centenares de vídeos que están colgados en Internet sobre el triple crímen de Alcàsser. Y muchos que siguen con curiosidad este caso, llevan leyendo y viendo información sobre este caso desde hace décadas. No, no somos millenials que hemos nacido con un smarpthone debajo del brazo y solo conocemos Netflix y HBO.



Miquel Ricart sí hizo declaraciones al salir de la cárcel, respondiendo a preguntas de un periodista de Antena 3 y esta breve entrevista fue grabada en vídeo. Miquel Ricart confiesa al periodista:"Soy una puta cabeza de turco.... primero tengo que demostrar que yo no fui en este caso"... Y cuando le preguntan si no tiene ningún mensaje para las familias de las víctimas: "Debería mandarlo quien lo hizo"... "He robado un banco. De ahí a lo otro, no."


Ricart continúa defendiendo la misma versión que mantuvo en el juicio celebrado en 1997, aunque entonces suponía rectificar su primera inculpación en unos hechos por los que aún se busca a su amigo Antonio Anglés, considerado el autor material de este crimen.
Miquel Ricart fue invitado a un programa de maxima audiencia pero se canceló dicha entrevista por la controversia que suscitaba. Tres días después se perdió el rastro a Ricart y sigue en paradero desconocido. Pero Bambú Producciones no perdió el tiempo en buscarle para obtener su versión de los hechos ¿Demasiado trabajo? ¿Pocos medios? Quizá el objetivo del documental era desprestigiar la "teoría de conspiración" más que otra cosa.

Los últimos minutos de último capítulo de esta serie documental, son de lo más lamentable y patético que he visto. Un popurrí indigesto mezcla de ideología de género y poder matriarcal muy de moda ultimamente y que seguro que Bambú producciones pensó que quedaría genial de cara la galería.  Lo único que sé que este pseudofeminismo  delirante brillaba por su ausencia cuando ocurrieron los crímenes. Las víctimas podían haber sido niñas pero también podían haber sido niños. Esto no lo veo como un caso de violencia de género, es un crímen mucho más macabro y atroz. 

Según el documental, cuando se hizo pública la sentencia contra Miquel Ricart, la violencia de genero no estaba contemplada como delito en el sistema jurídico. En el año 2014, quedó aprobada la ley de violencia de género. 11 años después, sí, seguro que fue por el triple crimen de Alcasser y no por la  influencia y presión creciente del lobby feminista matriarcal.

Y ahora otro disparate que apareció en el documental: En el año 2013, quedó derogada la ley Parot. Bambú producciones corrigió su error sobre la derogación de la doctrina Parot en la serie dedicada al Caso Alcàsser, según los autores del documental, atribuyeron la derogación de esta doctrina al Parlamento Europeo.  Otra vez, la vuelven a cagar.

Otra crítica que hago a Bambú Producciones es que ni siquiera pusieron subtítulos en castellano a varias declaraciones de los protagonistas que hablaban en valenciano en programas de televisión y entrevistas. Yo entiendo el catalán bastante bien y por ende el valenciano,  para mí el valenciano, es una variante del catalán. En cualquier caso, los autores del documental deberían ser conscientes que habrá personas que les habrá costado mucho enterarse de lo que dijeron.

Es por todo lo que he expuesto, que considero que esta serie documental es mediocre y si ha  tenido impacto mediático es porque la emitió Netflix, no por sí misma.