miércoles, 25 de noviembre de 2020

Taburete - Brindo

Desmontando el documental "El caso Alcàsser" de Bambú producciones emitido por Netflix capítulo por capítulo




Desmontando el documental "El caso Alcàsser" de Bambú producciones - primer capítulo

Observo el impacto que tienen los documentales y series emitidos por plataformas digitales como Netflix o HBO y su capacidad de remover hechos del pasado y ponerlos en boca de todo el mundo. Muchos jóvenes no conocían este caso. Por lo tanto, la última impresión para algunos es como si fuese la primera impresión para ellos.

Quiero hacer un análisis personal y un resumen de cada capítulo de los 5 capítulos de los que consta el documental "El Caso Alcàsser" producido por Bambú Producciones y emitido por Netflix. Hay que destacar que Netflix no se metió con nadie, simplemente encarga a una productora audiovisual que haga un documental para entretener a la audiencia y obtener un lucro, la productora lo hace y cobra por ello, Netflix lo emite y punto.

Netflix tiene cierto prestigio de hacer productos audiovisuales de calidad pero considero que Bambú producciones son los únicos responsables del contenido de este documental, que no se limita a exponer información sobre el caso y que el espectador saque sus propias conclusiones. Todo lo contrario, invita al espectador a tomar partida por la versión oficial, con una crítica primeramente sutil y después despiadada contra Fernando García, padre de una de las 3 niñas torturadas y asesinadas y contra el criminólogo Juan Ignacio Blanco, cabeza de turco de los que sostienen una versión alternativa a la que nos han contado. La crítica sútil y despiadada de Bambú Producciones irá aumentando de volumen hasta que uno se da cuenta que por extraño que parezca, no importa tanto dónde está Antonio Anglés ni como consiguió huir de la justicia sino cómo se gasta el dinero el dinero que gente anónima donaba a Fernando García.

Empiezo a hacer una descontrucción del primer capítulo 'El caso Alcàsser de Bambú producciones.

Un jueves, 12 de noviembre de 1992, tres niñas de Alcàsser desaparecen. Los autores del Documental "El Caso Alcasser" nos meten con calzador, los fastos de 1992 (Olimpiadas en Barcelona, Expo de Sevilla, etc), la crisis económica y una corrupción política que hace tambalear a un PSOE que había ganado anteriormente varias elecciones con mayoría absoluta y un atentado de ETA en la casa cuartel en Zaragoza sin venir a cuento.

A continuación, entrevistan a varios miembros cercanos las familias de las niñas de Alcàsser que narran cómo fueron y cómo vivieron los primeros momentos de la desaparición de las niñas. Y como varios de ellos se sumaron a su búsqueda.

El 14 de noviembre de 2019, El padre de una de las niñas desaparecidas, Fernando García, comenta que hasta pasadas 24 horas desde que se echan en falta las niñas, no se podía interponer una denuncia por desaparición en dependencias policiales. Familiares, amigos y vecinos repartieron numerosos carteles que pedían ayuda para dar con el paradero de estas niñas.

2 mujeres periodistas de El Levante-El Mercantil Valenciano (Levante-EMV). Teresa Domínguez, periodista de la sección de sucesos y Yolanda Laguna, periodista, sección Tribunales (Levante-EMV) comentan que su periódico dedicó un artículo sobre la desaparición de las 3 niñas y que se les buscaba en 4 comarcas. 

Un domingo, 15 de noviembre de 2019, los padres de las niñas desaparecidas acuden a Canal Nou (la cadena pública de televisión de la Comunidad Valenciana). Rosa Folch, madre de Desireé. Luisa Rodríguez, madre de Antonia. Matilde Gracias, madre de Mirianson acompañadas por Josep Manel Alcayna, teniente de alcalde Alcàsser.

Durante el documental, El director Elias León Siminani y la investigadora Ana Sanmartin hacen un recorrido de las últimas horas de las niñas y pasan por la casa de Miriam, la casa de Toñi, la casa de Desireé, Recreativos Zass, el centro de atracción para los jóvenes de la localidad en la que residían y la Casa de otra niña llamada Esther, que se libró de correr la misma suerte que las otras tres; porque se encontraba enferma y decidió pasar de acompañarlas, un semáforo, una rotonda... El recorrido termina en el lugar donde se ubicaba la discoteca Coolor a la que se dirigían las niñas, actualmente desaparecida. Las niñas tenían como objetivo dirigirse a esa discoteca para pasar la noche, pero no llegaron a su destino.

Las periodistas de Levante-EMV y otra periodista llamada Patricia Murray, aseguran que Fernando García, al contrario que el resto de los progenitores de las niñas, no adoptó un papel pasivo de víctima; era muy activo en su búsqueda y muy creativo a la hora de hacer campañas para que el caso de la desaparición de su hija y de las otras 2 niñas no quedasen en el olvido: reuniones con el ministro de Interior de la época José Luís Corcuera, peticiones de ayuda a la estrella de fútbol Diego Armando Maradona, reunión con un patriarca gitano en el que éste ordena a su gente ayudar en la búsqueda de las 3 niñas desaparecidas, etc.

Recuerdo que su caso salió con cierta insistencia en el programa de TVE ¿Quien sabe dónde? presentado por Paco Lobatón. Yo lo veía a veces. No considero este programa ejemplo de telebasura sino un programa que tiene una utilidad social de buscar personas desaparecidas a petición de sus familiares. Y también recuerdo que este caso, levantaba mucha expectación, no era una niña, sino que eran tres niñas nacidas en familias de clase media, familias con las que se podían identificar la mayoría de de los españoles. La desaparición de las 3 niñas tuvo mucha repercusión en el programa "De tú a tú", presentado por Nieves Herrero, según el documental y que yo no veía porque la presentadora no me caía bien.

El director del documental Elias León y el productor Ramón Campos tratan de reconstruir el testimonio de Dolores Badal Soria, una mujer que desde su piso, asegura que vio a las 3 niñas subirse a un vehículo de color blanco, sin que sus ocupantes se bajasen del mismo en la calle Padre Guaita del municipio de Picassent. Este detalle no me parece relevante y la distancia desde donde se divisaba el punto de recogida que describe la testigo ocular, me parece muy lejano, a lo mejor, se pudo confundir. Yo recuerdo un testimonio de un hombre que trabajaba en un bar que llamó al programa ¿Quien sabe donde? diciendo que había visto a las 3 niñas con vida tiempo después de su desaparición, juraba y perjuraba que eran ellas, que las había visto detrás de una barra del bar. Así que, en mi opinión, Dolores Badal Soria pudo confundirse, aunque tampoco descarto que las viese de verdad.

Era el 25 de Noviembre de 2019. Las 3 niñas de Alcàsser seguían desaparecidas. Programas como ¿Quien sabe donde? alcanzaban audiencias del 38%. En una entrevista, la amiga de las 3 niñas, de nombre Esther, no se explica lo sucedido e ignora saber donde están.

Se reciben mensajes anónimos. Una carta anónima, asegura que las niñas de Alcàsser se encuentran retenidas en la Loma Blanca, urbanización Tancat de L'Alter Piccassent. ¿Una broma macabra? Podría ser. ¿Un aviso bien intencionado pero erróneo? También podría ser. ¿Realidad? No estaban allí.

La desesperación de Fernando García, uno de los padres de las 3 niñas le lleva a entrar de forma ilegal en un chalet donde les habían hecho ver que las niñas estaban retenidas. José Miguel Hidalgo, Capitán Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, dice que se les dió un toque de atención cuando el padre asaltó la vivienda. 

Este oficial de la Guardia Civil considera que Los programas de TV como ¿Quien sabe donde? ¿De tú a tú? no benefician las investigaciones en caso de desapariciones tan mediáticos como éste. Mi opinión personal es que pueden servir de ayuda pero también se presentan una avalancha de testimonios y estudiar uno por uno, debe llevar mucho trabajo. Hay gente que confunde rostros con facilidad.

La desaparición de las 3 niñas de Alcàsser se vuelve tan mediática, que 41 días después de su desaparición. Felipe González, presidente de gobierno de la época, recibe a los padres de las niñas el día de Nochebuena 24 de diciembre de 1992. Típica conducta política oportunista y electoralista que identifica al PSOE.

A Fernando García les gustaba salir en televisión quería que le llamasen constantemente, pero el periodismo no funciona así, necesita novedades comenta la periodista Patricia Murray.

La periodista irlandesa Patricia Murray critica la actitud que había adoptado Fernando García durante esos momentos, señala que le gustaba salir en televisión y ser el centro de atención, también critica su insistencia en los medios, y comenta que el periodismo y los medios no pueden insistir siempre en el mismo caso, necesitan noticias nuevas, para seguir despertando el interés de la audiencia. Las críticas a los que disienten de la versión oficial apenas se notan en el primer capítulo pero irán apareciendo de forma creciente y progresiva hasta rebasar todos los límites de la vergüenza ajena, convirtiendo una serie documental que despertaba expectativas en un burdo intento de matar a otros mensajeros que sostienen versiones diferentes a la versión oficial.

El 27 de Enero de 1993, en pleno invierno, se encuentran los cadáveres de las niñas. Después 75 días de desaparición. Los principales medios de comunicación abren sus editoriales con esta trágica noticia debido a la repercusión mediática. Ruedas de prensa, lágrimas, familiares afectados pidiendo la justicia del ojo por ojo, diente por diente, etc.

Durante el documental, se aprecia a periodistas televisivos se entrevista a pie de calle a los allegados y a los afectados, la mayoría de ellos, ofrecen una imagen profesional, fría y distante. Quizá no eran conscientes de ello. La televisión no es como la radio o la prensa, el telespectador analiza tu rostro de forma escrupulosa y quizá la mayoría audiencia exija al que coja vela en este entierro, que tengas expresión facial dolorosa y se vean con lágrimas a punto de brotar de tus ojos enrojecidos.

Patricia Murray cuenta que al enterarse Nieves Herrero de la noticia, no quería compartir a Fernando García y otros padres de las niñas de Alcàsser con otros medios de comunicación; porque iba a realizar un programa especial y quería acaparar toda la audiencia.

Antena 3 emitió un programa especial de "Tú a tú" presentado por Nieves Herrero dedicado al hallazgo de los cuerpos de las 3 niñas, reuniendo a los familiares rotos de dolor y habitantes del pueblo. Lo más indignante fue ver como los cámaras perseguían a los familiares abrazándose entre lágrimas por los pasillos de las viviendas.

Recuerdo lo que dijo un profesor de mi instituto cuando llegó a mi clase al día siguiente y sacó el tema a relucir: "Si fuese presidente del gobierno metía a esa mujer (Nieves Herrero) en la cárcel". Yo ese programa no lo vi en su día; porque paso de esos circos. En eso, me parezco al criminólogo Juan Ignacio Blanco, que calificaba los eventos de homenaje que organizaba Fernando García como un auténtico coñazo.

Los índices de audiencia fueron brutales. ¿Quien sabe donde? tuvo una audiencia de 47,6%. De tú a tú tuvo una audiencia de 31,9% El show que se hizo en torno al hallazgo de los cadáveres de las Niñas de Alcàsser fue una de las 5 emisiones más vistas en la historia televisiva de España. Algunos consideran este episodio el inicio de la telebasura en España.

El periodista Paco Lobatón se salvó de la quema; porque su rostro no reflejaba esa frialdad ni hacia preguntas escabrosas a los presentes. Sigo pensando lo mismo el programa ¿Quien sabe donde? de TVE no era un programa de telebasura, que ofrecía carnaza al espectador, tenía una utilidad social, buscar a personas desaparecidas, compartía el dolor de las víctimas, sin más.

Mariola Cubells, periodista, reconoció que la cobertura mediática del caso se les fue de las manos a muchos profesionales del periodismo. Ella cree, que ni siquiera, Nieves Herrero fue consciente del alcance de lo que hizo aquella noche.

José Gil, psicólogo de Alcàsser, dijo que el espectáculo fue absurdo, que no es bueno que se use el dolor de las víctimas para hacer programas especiales de este tipo.

En los créditos finales del primer capítulo de "El caso Alcasser" aparecen una lista de nombres de aquellos que declinaron aparecer en el documental.

Periodistas como Nieves Herrero, Olga Viza, Manuel Campos Vidal, que supongo no quieren recordar el enfoque sensacionalista que brindaron a este caso ni volver a ser el blanco de las iras de parte la audiencia y del pueblo español en general.

Fernando García Iborra, hermano de Miriam al igual que Leandro Martin amigo de las niñas, también declinaron aparecer y ser entrevistados en el documental, quizá para no sufrir de nuevo el dolor que sienten a recordar los hechos debido al vínculo afectivo con las víctimas.

Más extraño puede parecer que oficiales de la Guardia Civil como el Capitán Ibañez, el Coronel Pedro Miranda, o el General Diez Cubelos de comandancia de la Guardia Civil Valencia) no quisiesen hablar a las cámaras.

Mientras aparecen y desaparecen los créditos, suena una canción de la banda "La Frontera" titulada "El limite". La letra de esta canción que no fue compuesta para el estreno de Netflix, pero combinada con lo que hemos visto del documental parece un mensaje subliminal a la audiencia. El que canta habla a un viejo amigo, rememora viejos tiempos (año 1992), libros prohibidos (¿Se referirán al libro ¿Qué pasó en Alcàsser? del investigador Juan Ignacio Blanco?), la creencia que nada les haría cambiar (las sospechas de que hay otra versión de los hechos más real), la espera de una señal, el abatimiento, la ausencia de dolor, la amistad, que es fácil buscar el paraíso en la oscuridad ¿Se refiere a bucear en las denominadas teorías de conspiración que involucran a personajes de las altas esferas en el crimen de las niñas de Alcàsser? y que la fortuna viene en barco, supongo que se referirán a su documental, que nos ilumina con lo que ellos, consideran una verdad absoluta e indiscutible y que más adelante, demostraremos que no es así.

Desmontando el documental "El caso Alcàsser" de Bambú producciones - segundo capítulo

Esto es análisis personal y un resumen del segundo capítulo del documental "El caso Alcàsser" empieza con imágenes del entierro multitudinario de las tres niñas de Alcàsser. Las calles estaban abarrotadas. Los familiares rotos por el dolor pero reconfortados por las lágrimas y aplausos del público asistente. Dicho entierro fue retransmitido por varias cadenas españolas de TV.

Luisa Gómez, hermana de Toñi y el padre de Miriam Fernando García se preguntan quien o quienes han podido ser el salvaje o los salvajes que han hecho esto.

Tres días antes del entierro, el 27 de enero de 1993, un trabajador del campo de profesión colmenero, vio un brazo que sobresalía de la la tierra del lugar en el que trabajaba. Él había descubierto tres cadáveres y se comunicó a la Guardia Civil dicho hallazgo. El apicultor y su compañero de faena mostraron el camino a los agentes.

Vicente Rivas, policía judicial de la 311 comandancia Guardia Civil, confesó que el lugar donde estaban enterradas las víctimas era de muy difícil acceso y tuvieron que elevar la suspensión de su vehículo para llegar al lugar de los hechos.

Los agentes encontraron una mano que sobresalía de la tierra y diversos objetos como un reloj, guantes, prismáticos, Autan, 3 cinturones cerca de un árbol, etc.

Se hizo una llamada al juzgado para comunicar el hallazgo. Se procedió a una inspección ocular y varios agentes recorrieron palmo a palmo el paraje de La Romana y recogieron los objetos que encontraban en las inmediaciones.

Un fotógrafo del diario las Provincias intentó sacar fotos pero Pedro Cano, uno de los Guardias Civiles, le echó del lugar donde habían aparecido los cuerpos. Un funerario contemplaba la escena.

Otra fotógrafo cuenta a los autores del documental que, antes ella y muchos jóvenes hacían autostop para ir a discotecas. Después del caso de Alcàsser, se desató la psicosis colectiva y esa costumbre se acabó.

Un Capitán de la Guardia Civil de apellido Hidalgo, dijo que se hizo una inspección ocular durante la noche pero también al día siguiente del hallazgo.

Los días 27 y 28 de enero 1993, los agentes afirman haber encontrado trozos de papel bastante legibles de la Seguridad Social en las inmediaciones de la fosa donde estaban enterradas las niñas y debajo de la maleza. En esos papeles, aparecía el nombre de Enrique Anglés Martins. Esa fue una de las pistas claves para localizar a los autores del crimen según la versión oficial.

¿Alguien que va a violar a unas niñas se lleva una hoja de urgencias de la seguridad social con mes de mayo a una caseta en un paraje tan inhóspito como La Romana? Nadie vivía en ese paraje de forma permanente y no hay hospitales ni hay farmacias por ahí cerca. Y si alguien no desea conservarlo ¿No hubiera sido mejor tirarlo en cualquier contenedor de basura en un pueblo o ciudad? ¿Por qué ese papel fue roto y no está entero? Está claro que el que lo llevó hasta allí, no se le cayó del bolsillo. Lo rompió a conciencia sin que los investigadores hayan investigado el motivo. Y si su intención al romperlo era borrar cualquier prueba ¿Por qué no probó a quemar ese papel con un mechero?

La Guardia Civil tardó poco tiempo en reconstruir el papel porque aunque roto en trozos, dichos trozos estaban bastante juntos en las inmediaciones del lugar del hallazgo de los cuerpos. Es increíble que un documento de varios meses, esté en tan buen estado después de padecer uno de los inviernos más duros y húmedos, con varios días de lluvias torrenciales y con vientos huracanados de hasta 150 Km por hora en la Comunidad Valenciana, haya podido ser reconstruido en tan poco tiempo.

Lo de la mano al descubierto, parece cosa de los asesinos, como diciendo: ¡Eh, que están enterradas aquí!. Alguien que quiere ocultar cadáveres no es tan tonto como para no cavar un hoyo bien hondo. Algunos dirán que las lluvias torrenciales provocaron el hallazgo. Vale, si el terreno es tan fangoso, como unos trozos de papel semienterrados,están juntos y en tan buen estado? La humedad de la tierra en contacto permanente con los trozos de papel provocaría estragos y la letra quedaría ilegible.

La Guardia Civil acudió a la casa donde vivía Enrique Angles Martins en la localidad de Catarroja, pero alguien trató de bloquear el acceso a los agentes colocando una tabla de madera en la puerta.

José Moreno Alegre, sargento de la policía judicial y Jesus Jimenez, policía judicial de la 311 comandancia de la Guardia Civil, comentan que después de abrir la puerta de la casa, encuentran a Miguel Ricart alias "El Rubio" y le detienen.

Respecto a Enrique Anglés no es violento, es buen chico aunque tiene problemas mentales, dice su hermana Kelly Anglés.

Los agentes pasan pasan a la habitación de su madre, en ese instante, suena el teléfono, le dicen a Kelly que no lo coja.

"¿Qué coche tenéis?" pregunta un guardia civil. Miquel Ricart responde que él dispone de un coche pequeño y blanco. "Pues ya está" - dice uno de los agentes a un compañero.

En el Cuartel de la Guardia Civil, toman declaración a Miquel Ricart, alias El Rubio.

Kelly, la hermana de Angles dijo lo siguiente: "Los agentes que le interrogaron fueron duros con él (Miquel Ricart). Le interrogaron durante muchas horas y no sacaron nada porque no había nada que sacar."

Enrique Anglés se declara culpable y, supuestamente confesó que quería bailar con las niñas, ellas se negaron y por eso las mató. Pero los agentes de la Guardia Civil no se creen que sea culpable; porque tienen un coeficiente intelectual de 50, padece de oligofrenia y de esquizofrenia.

En el minuto 14:30 del capítulo dos de esta serie documental, una testigo ocular que dice creer haber visto a las niñas subirse a la parte trasera del coche pequeño y blanco. Ella menciona a cuatro niñas. Algo que me parece raro; pues las niñas de Alcàsser desaparecidas y halladas muertas eran tres. ¿Y la cuarta niña donde está? ¿Quien era?

Kelly Angles dijo que Los agentes hacían mil preguntas a sus familiares y no entendíamos nada.

Respecto al volante de la Seguridad Social encontrado por los agentes de la Guardia Civil en el lugar donde fueron enterradas las niñas. Enrique Anglés dijo que prestó ese volante a su hermano Antonio para recibir atención médica.

El hermano de Antonio dice que no ha sido, le preguntan si su hermano tiene armas y le cuenta a unos periodistas que en una ocasión, amenazó con pegarle un tiro. Antonio causaba pánico en su familia, les ordenaba robar en el supermercado. tenía mano suelta, Antonio era peligroso.

Sobre la fuga surrealista de Antonio Anglés, según su hermana Kelly, su hermano se deslizó con la ayuda de unas sabanas atadas desde una ventana de su domicilio hasta un tejado y después recorrió 500 metros y así consiguió eludir el cerco policial sobre la vivienda familiar. El capitán Hidalgo comenta que los agentes de la Guardia Civil presentes en el lugar de los hechos sostienen que Antonio Anglés no estaba en el domicilio y por lo tanto, no pudo saltar desde la ventana.

La madre, una mujer brasileña que responde al nombre de Neus era maltratada por su hijo Antonio. A pesar de ello, se hipotecó y le dio dinero para que pudiera huir. Sin embargo, Antonio no tenia empatía; era muy frio. Neusa Martins dice que le ha robado el dinero. Un hijo de la propia Neusa le corta y dice delante de las cámaras: "¡Anda! ¡Calla loca!".

Los autores del documental emitido por Netflix se ciñen a la versión oficial que asegura que Antonio Anglés hizo una fuga de película, consiguió salir de Valencia y pasar de España a Portugal, llegar hasta Lisboa (capital de Portugal). Se introdujo como polizón en un barco carguero. El dispositivo de busca y captura de uno de los fugitivos más buscados en aquellos momentos, fue objeto de controversia. 

Cuando Bambú Producciones es preguntado por la razón de que no dedicasen más tiempo a la fuga de Antonio Anglés, se justifican con que la fuga de Antonio daría lugar a muchas horas de documental. Lo que no hizo Bambú Producciones, lo hizo el programa de La Sexta, Equipo de Investigación en un programa dedicado a la fuga de Antonio Anglés y de una duración de una hora.

Es una prueba más de la mediocridad del documental de la productora Bambú Producciones, que se aprovechó del tirón comercial que tiene Netflix para vender una serie documental que repite la versión oficial y está más interesada en dedicar una hora a desacreditar a Fernando García a Juan Ignacio Blanco o al Doctor Frontela que a intentar localizar a uno de los asesinos de las niñas, que misteriosamente se lo tragó la tierra hasta el día de hoy.

Enrique Beltrán, fiscal jefe en el caso del triple crimen de Alcàsser, comentó que Miquel Ricart confesó que no sabia nada de los hechos; pues dice que estuvo en la cárcel modelo. Sin embargo, la Guardia Civil dice que Miquel Ricart había estado de permiso en prisión durante los días que se cometieron en prisión. Uno de los agentes entrevistados, dice que Ricart observó el retrato de una las niñas con detenimiento (sic), y notó que sabía algo mas. Los agentes de la Guardia Civil le hicieron un interrogatorio a fondo en presencia de un abogado.

Miguel Ricart era muy blando y lo puedes manipular fácilmente -dice Kelly, la hermana de Antonio y añade que este hacía con Ricart lo que quería.

Un agente le preguntó a Ricart si Antonio le había sodomizado (curiosa forma de interrogar) y supuestamente Ricart empezó a hablar, diciendo quien ha matado, quien ha violado, etc. La Guardia Civil mete a Miquel Ricart en los calabozos.

El 29 enero de 1993, El ministro Interior José Luis Corcuera comunicó en rueda de prensa que se han producido 2 detenciones y que tratan de detener a una tercera persona.

Alejandro Font de Mora, Director Instituto Anatómico forense de Valencia en rueda de prensa asegura que el hallazgo de los cadáveres ha permitido establecer una autopsia certera sobre las causas de las muertes y de otras violencias. Un juzgado de Alcira decretó el secreto de sumario. 

En este segundo capítulo de esta serie documental, aparece por primera vez Juan Ignacio Blanco, persona que ejerció como periodista y criminólogo y uno de los principales baluartes de la teoría alternativa a la versión oficial. Según él, un Capitán de la Guardia Civil llamado Pedro Miranda dice a Fernando Garcia que solicite una segunda autopsia porque en este caso, cree que hay gato encerrado. Pedro Miranda, máximo responsable de la investigación del caso Alcasser, declinó hacer comentarios sobre esta revelación del criminólogo Juan Ignacio Blanco a los autores del documental emitido por Netflix.

El médico forense Luis Frontela, llega a Alcasser. el juez no le dejaba entrar porque no estaba personado en la causa. Para él fue una sorpresa como también lo fue, encontrarse los cadáveres lavados y con todas las lesiones extirpadas y eliminados todos los datos de interés. Los otros forenses hicieron desaparecer pruebas para que el segundo perito no las pudiese analizar y realizar una autopsia minuciosa, concluye el Doctor Frontela.

El ministro de Interior del gobierno del PSOE, José Luis Corcuera obligó a los forenses a firmar autopsias amañadas y falseadas denuncian Juan Ignacio Blanco y Fernando García en el programa Esta noche cruzamos el Misssisipi emitido el mes de noviembre de 1996.

El productor y el director del documental emitido por Netflix entrevistan a Fontela y le muestran un fragmento del programa de Tele 5 y le preguntan si ha recibido una orden de encubrir una autopsia, Frontela dice que no y que es incorruptible, da su palabra de honor.

Joaquín Comins, primer abogado de Ricart. comenta que su cliente le dijo que cuanto antes declarase, antes me dejaran tranquilo.

Miquel Ricart es el mandado, cogen a las niñas, las llevan a las fabrica, oyen gritar a esta niña, ella consiente porque esta aterrada. oye 3 disparos. Fueron todos seguidos, o tenían que haberlo presenciado. Los agentes le dicen a Miquel Ricart que ha violado a unas de las niñas, ha encubrido tres asesinatos y que le van a caer más de 30 años. Miquel Ricart dijo "vamos a decir la verdad" según la versión de los agentes. Miquel Ricart ha declarado tres veces, declara una cuarta vez, una declaración más extensa y los agentes que le interrogaron consideran que esta cuarta declaración es la verdadera.

Ana Sanmartin investigadora de Bambú Producciones, lee en alto la declaración de Ricart para el documental, dice que Antonio le dijo que en el coche mandaba él. Pasaron de largo en la discoteca color, fueron a una caseta La Romana. De noche, en invierno, en un coche cutre y en su interior había cinco personas. Primero, Antonio ató a dos de las niñas y después a otra la tiró en un colchoneta y la violó mientras ofrecía resistencia.

Antonio le dijo a Ricart que ahora le tocaba a él, le golpeó 3 veces con un tronco en el torso al negarse porque no quería tener sexo en esas condiciones. A continuación, dejaron atadas a las víctimas y se fueron a comprar dos bocadillos, una cerveza, una botella de agua a un bar cuyo nombre no recuerda de una localidad. cenaron los dos, ofrecieron agua a las dos, solo una quiso beber. Antonio Anglés y Miquel Ricart durmieron supuestamente en el colchón y se tiraron un trozo de moqueta como manta. Antonio propuso a Ricart matar a las niñas, pero Ricart le pidio que las dejase libres, y Antonio dijo que no, que se podían chivar.

A las tres, las desató, y se dirigieron al coche, le dijo a Ricart que fuera a la cabaña por un trozo de moqueta, ató las manos a las jóvenes. Intentó disparar pero no salio el cartucho, volví a montarla, efectuando tres disparos. Antonio Anglés tiró el trozo de moqueta en el hoyo, puso los cadáveres de las niñas encima, los taparon con tierra. Más tarde, un hermano de Antonio junto a Ricart volvieron al lugar del crimen a recoger una pistola para cometer un atraco.

En este capítulo, el padre de Miriam, Fernando García cuenta que empieza a recoger firmas para endurecer las penas de prision y consigue 2 millones de firmas prisión íntegra, presenta proposición al ayuntamiento de Alcàsser.

El Ayuntamiento de Alcàsser brinda un espacio para que voluntarios contesten el teléfono. Fernando García iba por las fiestas de diversas ciudades españolas, recogiendo firmas en todo el país, animando por la gente, padres, asociaciones, etc. El periodista Mariñas comenta en un noticiario que la recogida de firmas ya iba por los 3 millones, que se pretendía que un violador jamás pudiera volver a incidir. Resulta irónico, porque ni Antonio Anglés ni Miquel Ricart tenían antecedentes por violación.

Miquel Ricart escribe a Neusa, madre de Antonio Anglés desde prisión y le pide dinero: "Si vosotros no me enviais dinero, vais a la cárcel." Ricart necesita 200.000 pesetas para costearse abogados. Según los anglés.

Mauricio Anglés, hermano de Antonio Anglés, contesta con chulería a Ricart para un programa de televisión, que la única pasta que le va a enviar a Miquel Ricart es pasta alimencia, que si quería macarrones o espaguettis. ¿Merece la pena que la televisión dé voz a este tipo de personajes? Uno de los problemas de algunos miembros de la familia Anglés es que ofrecían declaraciones a los medios, se prestaban a hacer entrevistas a programas como Esta noche cruzamos el Misissipi. Los Anglés respondían al arquetipo de una familia de clase baja y desestructurada. A algunos de ellos les gustaba dar la nota y utilizar ese lenguaje cani y barriobajero que por cierto, no les dejaba bien parados y que no aportaba nada positivo para resolver un caso.

Más tarde, Ricart declara que ha mentido en todo y que sus 2 ultimas declaraciones son mentira. Ricart escribe esta confesión al juez. Ni caso. Ya son cinco, las veces, que altera la versión de los hechos. Ricart se declara observador de los hechos, aunque reconoce en esta ocasión haber cooperado en la inhumación de los cadáveres. Antonio Anglés, que era el conductor, violó a una chica y mató a dos chicas. Mauricio violó a una de las chicas y después, ambos hermanos las mataron con la pistola que compraron a un drogadicto, comenta Ricart. Neus pone en el grito en el cielo ante las acusaciones de Ricart alias "El Rubio" y dice que todo es mentira y añade: "¡Miquel te voy a matar!". Todo esto, retransmitido por varias cadenas de televisión.

Gente del pueblo de Catarroja donde vive la familia Anglés les señalan, querían que se fuesen del pueblo. Kelly Anglés confiesa que le echaron de un gimnasio porque los clientes se quejaron. Varios miembros de la familia Anglés provocaban aversión de por si, por su aspecto, su forma de vestir, por su forma de hablar, por su estilo de vida y ahora a todo eso, se sumaban una serie de graves acusaciones. La mayoría de los españoles llevan a Torquemada en su interior y son proclives al linchamiento de personas marginales acusadas de serios crímenes y de paso a sus familiares. En este país, no se respeta la presunción de inocencia, basta con que los medios digan un nombre y la turba ya se lanza a gritar "¡asesino!" y a pedir la pena de muerte. Hay un careo entre un Miquel Ricart desesperado contra Mauricio Anglés, un chaval que a pesar de su corta edad, demuestra madurez e inteligencia y sabe salir airoso de la contienda.

La presión social es tan fuerte entorno a este caso, que Joan Comins, abogado de Ricart, desiste de defender a su cliente y otro abogado de nombre Vicent Gilis le sustituye y, comenta que Miquel Ricart le confiesa que esas declaraciones las había hecho bajo presión, los agentes le dijeron a Ricart lo que tenía que decir en base a sus conocimientos del crimen, le pusieron palabras en su boca. De ahí, que muchos digan que aunque Ricart parece conocer datos, que por lógicda, deberían conocer de primera mano los investigadores del caso. Que el hecho de Ricart haya confesado versiones diferentes, no demuestra que sea autor o cómplice del crímen. De hecho, no hay restos biológicos de Miquel Ricart ni ningún testigo ocular que pueda señalar su participación en el triple crimen de Alcàsser. Antonio Anglés está desaparecido, probablemente muerto y las niñas están muertas.

El presentador de informativos de Tele 5 Luis Mariñas informa de la posibilidad que las niñas fueron víctimas de una orgía perpetrada por gente diferente a los que fueron imputados. Según el informativo, el médico forense avala parcialmente esta teoría. El Doctor Frontela hablando con los micrófonos delante, dijo que no puede decir más, que si habla mas de la cuenta, le meten en la cárcel.

Fernando García sostiene que a Miquel Ricart le pusieron contra la espada y la pared: "O haces lo que digamos, te comes años de cárcel y despues te soltamos en un sitio lejano para vivir como un rey. O, apareces muerto en la cárcel".

Según el propio Ricart, él fue víctima de torturas por parte de la Guardia Civil, le habían arreado bien, le pusieron una bolsa de plastico en la cabeza, amenazaron con hacerle daño a su hija pequeña. El abogado Vicent Gilis hizo la siguiente observación a Miguel Ricart: "Tú cuando declaras, tienes al juez y a tu abogado delante". y Miquel Ricart le replica: "Pero antes no y después tampoco". Ricart cree que el Juez Instructor ordenó las torturas y así se lo comunicó, el magistrado se echó a reir según Miquel. Ricart comenta que los agentes que me interrogaban, le decían lo que había sucedido, las lesiones que presentaban las víctimas y trataban de ponerle su version de los hechos en su boca e incriminarlo.

Rosa Ricart, hija de Miquel Ricart, tenía un año de edad cuando su padre fue detenido, y ella nunca vio a su padre en persona.

Este segundo capítulo termina con los créditos finales y una nota de Bambú Producciones. Nunca se ha acreditado que el coronel Pedro Miranda dijese a Fernando García o a Juan Ignacio Blanco que solicitase una segunda autopsia porque había datos que le hacían sospechar que la investigación no era transparente. Yo digo que los autores del documental tampoco han acreditado que el coronel Pedro Miranda no lo dijera. De hecho, el propio Coronel Pedro Miranda ha declinado contestar las preguntas de Bambú Producciones para esta serie documental y no ha desmentido a Fernando García.

Según Bambú Producciones se ha acreditado que Miquel Ricart sufriese torturas a manos de la Guardia Civil durante los interrogatorios. En realidad ni el Cuerpo Nacional de Policía ni la Guardia Civil tienen un sistema de grabación de vídeo las 24 horas del día en la sala donde se producen los interrogatorios y que demostraría fácilmente que Miquel Ricart miente sobre sus denuncias de torturas, aunque quizá este sistema de grabación sería inútil; pues se puede torturar al detenido en otro lugar dentro de las mismas dependencias, en donde no haya cámara. Hay numerosas denuncias de abusos policiales y torturas. En caso de torturas, el torturado tendría que presentar dichas denuncias ante la policía o el juzgado que delegaría en la policía la investigación de los hechos denunciados, lo que es un procedimiento un poco absurdo y haya pocas sentencias judiciales condenatorias. La ONU ha amonestado al Reino de España en ese sentido tanto por las denuncias de abusos y de torturas como la falta de un sistema transparente y garantista que permita determinar si las denuncias son verdaderas o falsas. 


Desmontando el documental "El caso Alcàsser" de Bambú producciones - tercer capítulo

Prosigo con mi análisis personal y un resumen del capítulo tercero de "El Caso Alcàsser" de Bambú producciones que muestra como van pasando los años y en mayo de 1997, los ánimos seguían caldeados.

Las familias de las víctimas del caso Alcàsser consideran que no se debe celebrar el juicio porque no se ha investigado lo suficiente. Fernando García dice que de celebrarse, el juicio sería una pantomima para cerrar el caso en falso. El padre coraje sostiene que hay más gente implicada que aquellos a los que la justicia del Reino de España quiere incriminar. 

18 meses después del hallazgo de los cadáveres, en el mes de noviembre de 1995. Fernando García volvió a su empresa dedicada a la fábrica de colchones. Fernando García inició una campaña para la recogida de firmas durante 2 años para que asesinos y violadores cumpliesen íntegramente sus penas de prisión.

El 12 diciembre 1995, el periodista Luis Mariñas informa en sus informativos que él presenta, que las investigaciones están estancadas. El padre de una de las niñas, Fernando García, vuelve a insistir en su denuncia del oscurantismo que rodea el Caso Alcàsser.

Fernando García tiene la corazonada que Antonio Anglés y Miquel Ricart no eran los culpables, desde que estaba delante del féretro con el cuerpo su hija fallecida, y después de leer las portadas de los periódicos. Su abogado le dijo que lo mejor para él es que no leyese el sumario para no enterarse de los detalles del sufrimiento y muerte de su hija.

Luis Miguel Romero Villafranca, abogado de las familias y acusación particular en el caso, dijo que los hechos descritos eran horribles y que hacían remover el estomago a cualquiera. Que el hecho que no apareciesen nuevos datos, no significaba que no se siguiese investigando.

Tres años y medio de instrucción después, el letrado Luis Miguel Romero Villafranca abandona la representación de la acusación particular por discrepancias con Fernando García y es sustituido por el letrado Vicent Attard.

El periodista y criminólogo Juan Ignacio Blanco dice que llegó un punto, en el que Fernando García pasó de los medios de comunicación y yo añadiría que viceversa, pero el padre siguió recogiendo firmas.

En el documental, aparece el testimonio de Francisco Emilio, voluntario e investigador que llegó a formar parte del equipo de investigación del criminólogo y periodista Juan Ignacio blanco.

Juan Ignacio Blanco era un periodista y criminólogo que atesoraba mucha experiencia en la investigación de sucesos y crímenes. Este periodista inició una colaboración con el programa de Tele 5 "Esta Noche cruzamos en el Mississipi" presentado por el periodista Pepe Navarro.

Fernando García y Juan Ignacio Blanco contactan entre sí. El padre de una de las niñas, facilita una serie de informaciones al criminólogo que fue recopilando hasta entonces.

Una de las acusaciones que pesan sobre el criminólogo Juan Ignacio Blanco es que él es el máximo culpable de la teoría de que existe una conspiración en el triple crimen de Alcasserr, y que había lavado el cerebro a Fernando García. La realidad es otra, fue Fernando García quien convenció a Juan Ignacio Blanco que en este asunto había gato encerrado.

Fernando García le preguntó a Juan Ignacio Blanco hasta donde está dispuesto a llegar en la investigación. El criminólogo le dijo que estaba dispuesto a llegar hasta el final, le mostró su disposición de investigar este caso las 24 horas del día pero que no disponía de medios en Alcàsser. Fernando García le ofreció una habitación en su casa.

Martín García, hijo de Fernando, dijo que Juan Ignacio Blanco ayudó al padre a introducirse en el mundo de la criminología. Juan Ignacio Blanco actúa como técnico, Francisco se dedica a patear las calles, haciendo preguntas y recabando información. Fernando García les abre las puertas en la zona.

Este grupo reducido de hombres, decide iniciar una investigación paralela a la investigación oficial durante en el verano de 1996.

Fernando García se dirige a La Romana y dice que no se ocultaron bien los cadáveres y se dejaron una serie de objetos, como si fuesen pistas falsas para incriminar a otras personas.

74 días, las fuerzas de seguridad del estado tomaron la provincia de Valencia bajo una fuerte presión social, que pedía a gritos que las niñas o sus cadáveres apareciesen.

Gabriel Aquino, uno de los apicultores le dice al investigador Francisco Emilio que no puede hablar del tema y le cierra la puerta en sus narices. Los familiares del otro apicultor, José Sala le decían a éste que no hablase de este asunto.

Ese silencio, esa negativa y falta de colaboración, es interpretada por Fernando García y Juan Ignacio Blanco como la existencia de una mano negra que desde los resortes del poder, trata que no se sepa la verdad.

En el documental se ven imágenes de Fernando García inspeccionado el lugar donde supuestamente, ocurrieron los hechos como la caseta de la Romana. El juez sostenía que los acusados las llevaron de noche hasta allí, las violaron, pasaron la noche durmiendo y finalmente las ejecutaron.

Fernando García muestra imágenes de un vídeo de unos colchones en la caseta que no tenían ningún rastro de sangre ni tan siquiera una sola gota. tan solo presentaban mucha suciedad.

El periodista de Bambú Producciones le pregunta cómo cree que Miquel Ricart pueda hacer un relato tan pormenorizado de los hechos, tan próximo a la autopsia el 2 de marzo, mucho antes de que trascienda la autopsia.

Vicente Attard, abogado de las familias de Miriam y Toñi, durante el periodo comprendido entre junio 1996 y mayo 1997. sugirió a Fernando Garcia que consultase antes con un psiquiatra, antes de empezar a estudiar el sumario porque la descripción de los hechos era sumamente escabrosa y tétrica.

Fernando y Francisco aprovecharon un descuido del abogado para "tomar prestado" el sumario, mientras Juan Ignacio Blanco entretenía al abogado en su despacho.

Fernando Garcia que hasta entonces solo tenia una corazonada, quedó convencido que la versión oficial sobre el triple crimen era mentira.

Pepe Navarro ofrece como exclusiva el sumario secreto en su programa "Esta noche cruzamos el Missisippi."

Tanto Fernando García como Juan Ignacio Blanco insisten en que es muy extraño, que el texto ese volante médico no se hubiera borrado y que fuera legible teniendo en cuenta que el crimen sucedió en invierno, hubo mucho viento, llovió.

Los autores del documental sostienen que los papeles podrían estar semi-enterrados entre tierra y maleza. Que algunos papeles estaban muy enredados en la tierra y que podrían llevar tiempo. Un papeles rotos en trozos con fecha del 14 de mayo del año anterior, que llevaba 6 meses...

Fernando García dice que si las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no detuvieron a Antonio Anglés es porque el estado español no quiso y que de haberlo detenido, se sabría toda la verdad.

El documental ofrece las imágenes de un juicio contra Antonio Anglés por secuestro y maltrato a su "exnovia" Nuria Pera 1990. He leído artículos y libros de otras fuentes que la tal exnovia no era tal, sino una drogadicta que debía dinero a Antonio Anglés y en venganza le dispersó un trato denigrante. Además, Antonio Anglés no tiene un historial de delitos sexuales, y parece ser que mostró inclinaciones homosexuales en prisión, lo que hace pensar a muchos en que alguien con esa orientación sexual y sin ningún delito sexual en su historial delictivo, haya torturado, violado y asesinado a 3 niñas que no le habían hecho nada.

Fernando García cree que si las FCSE no lo han detenido se debe a que Antonio Anglés o fue asesinado o le ayudaron a evadirse.

El investigador Francisco Emilio dice que una tarde, un vehículo arranca inmediatamente después de arrancar el suyo, le pide a su acompañante que observe ese vehículo y su acompañante le dice que es de un guardia civil de Catarroja. En un punto del trayecto, se coloca en posición delantera a la nuestra, frena bruscamente, un tercer vehículo hace un amago de echarles de la carretera. Francisco dice que consiguió los datos de la matrículas de los coches implicados en ese intento de asesinato y después de hacer indagaciones, descubrió que todas esas matrículas estaban dadas de baja. El investigador Francisco dice que tenía la sensación que habían sido declarados enemigos públicos por sus investigaciones.

El criminólogo Juan Ignacio Blanco dice que Fernando García tiene que fijarse en lo que come,cambiar de rutinas de forma constante cómo horarios o lugares que frecuenta y se ve obligado a vivir con protección policial.

Fernando García cuenta una anécdota a Bambú Producciones que una vez estaba recogiendo firmas, se le acercó un hombre que le dijo que le habían contratado para asesinarle, pero que había decidido pasar del encargo. Normal, que crea que haya una conspiración en todo este asunto.

El investigador Francisco dice que la consigna del poder era clara: "A esta gente (Fernando García y el equipo de investigación de Juan Ignacio Blanco) había que pararla."

Fernando García denunció en el programa "Esta noche cruzamos en Missisipi" que para pararle los pies tienen que matarle.

El criminólogo Juan Ignacio Blanco denuncia que secuestraron a su mujer, que había recibido varias palizas por las que tuvo que ir a urgencias, también denuncia intentos de comprarle económicamente, y campañas de desprestigio para matarle socialmente como profesional y como persona. cuente lo que cuente, da igual.

Según Juan Ignacio Blanco, no hay ninguna prueba objetiva que implique directamente a Miquel Ricart o a Antonio Angles en el lugar de los hechos. Pruebas como huellas dactilares, muestras de semen, restos de pelo o restos de sangre brillan por su ausencia.

En su programa, el periodista y presentador Pepe Navarro cuenta que el recorrido que hicieron los supuestos autores del triple crímen fueron 25 Km por un camino prácticamente impracticable, de noche, y en pleno invierno. Desde la fosa hasta las casetas dista una distancia de 700 u 800 metros. Si las mataron en la fosa, lo lógico es que en la fosa hubiera restos de sangre.

Jeronimo Boix: expolicia y periodista confiesa a los autores de este documental que el paraje de La Romana es desolador

El criminólogo Juan Ignacio Blanco insiste que la Guardia Civil ha falseado pruebas.

El día 28 de enero de 1993, durante la inspección ocular. se encuentra un pendiente perteneciente a Miriam, lo único que hay en la caseta.

Fernando Garcia considera que estas pruebas fueron puestas por alguien en el lugar del crimen. En el colchón no hay muestras de sangre. Fernando García es colchonero y cuando cae sangre en un colchón, queda para toda la vida. No hay restos de sangre en la caseta. Sin embargo, la confesión de Miquel Ricart dada por válida por la Guardia Civil, dice que lo que más recuerda es la acumulación de restos de sangre en la caseta. ¿Dónde está esa sangre?

Fernando García y Juan Ignacio Blanco, denuncian que en en la zona de Alcàsser, hay al menos 11 asesinatos sin resolver similares al triple crimen de las niñas de Alcàsser. En todos estos casos, hay indicios manifiestos de ineficacia en la investigación policial, falta de información, exceso de rapidez por cerrar los casos y se da la circunstancia que todas las víctimas eran menores de edad. Ver minuto 29.

Juan Ignacio Blanco habla de que existe grupo de personas de poder que hacen aberraciones con personas indefensas, como chicas menores de edad. Le han llegado informaciones que pagan 20 millones de pesetas por matar, una persona y que pagan el doble por llevarse un trofeo de la víctima, que puede ser una parte del cuerpo como las manos.

Blanca Estrella Ruiz, asociación Clara Campoamor. actúa como acusación popular en este caso. Creen que Antonio Anglés y Miquel Ricart trabajaron para alguien.

Vicent Gilis abogado de Ricart estaba presentando un escrito para solicitar jurado popular, pero cuando redactaba el escrito, descubrió que Ricart había renunciado a él como abogado y eligió a otros letrados. 

El nuevo abogado de Ricart solo llevaba ejerciendo 20 días de letrado. Miquel Ricart estaba en la cárcel de Herrera de la Mancha. Esos abogados acudieron a la cárcel donde estaba Miquel Ricart para hablar con él cuando era cliente de otro abogado, denuncia el letrado Vicent Gilis. El nuevo abogado renuncia a la defensa de Ricart a los 15 días, el mismo que dijo a Miquel Ricart que Vicent Gilis le había vendido. El abogado Juan Pitarch declina a hacer declaraciones sobre este asunto aludiendo al secreto de confidencialidad entre abogado y cliente.

El investigador Francisco Emilio no entiende la actitud y postura que adopta Fernando García con Miquel Ricart. 

En enero de 1997, la tensión se dispara. Hay quien quiere a Ricart en prisión y cerrar el caso y,los hay que quieren que se siga investigando a cualquier precio. Se cierra el sumario pero Fernando García y Juan Ignacio Blanco deciden seguir con la investigación. El investigador Francisco Emilio dice que ya no sabe que pinta en el programa "Esta noche cruzamos el Mississippi.".

El investigador Francisco Emilio discutió con Fernando Garcia por las formas en las que denunciaba el caso en los medios como el programa "Esta noche cruzamos el Mississippi". Esa discusión le llevó a apartarse de la investigación de forma definitiva. 

Hasta 7 millones de espectadores seguían "Esta noche cruzamos el Mississippi" y por ende el "caso Alcàsser".

Juan Ignacio Blanco expone al presentador de "Esta noche cruzamos el Mississippi" los nombres de personalidades importantes de España y comenta que estaban siendo investigados. Hago saber que Juan Ignacio Blanco no dice que sean culpables del triple crimen, simplemente que estaban siendo investigados. El criminólogo Juan Ignacio Blanco alude que una emisora de radio mencionó en un programa radiofónico a personajes como Alfonso Calvé, médico psiquiatra, ex Gobernador Civil de Alicante por el PSOE, que habría sido, supuestamente, el responsable de la trama. Luis Solana Madariaga, ex Director de RTVE y Telefónica, diputado del PSOE por Segovia, y miembro de la Comisión Trilateral. Hermano de Javier Solana que fue ex Director General de la OTAN. Jose Luis Bermúdez de Castro; Productor de Cine, residente en La Moraleja, una zona de lujo situada en el norte de Madrid y Francisco Laína; Secretario de Estado para la Seguridad (1981-1982) entre otros posibles implicados. Según los autores del documental, En la emisora de radio Onda Cero de Valencia. No existe registro ni constancia de que algún locutor durante una emisión radiofónica haya citado esos nombres de personajes poderosos de la vida política y económica de España.

Jaime Mayor Oreja ministro de Interior 1997-2001, dice que no recuerda si tuvo impacto en la actividad del ministerio, dice que los cuerpos policiales les hubieran transmitido algo, si hubiesen participado estos hombres tan importantes en un crímen de estas características, para el ex ministro fue un cuento chino inventado por Fernando García y Juan Ignacio Blanco. Mayor Oreja comenta que le parece una canallada que se acuse publicamente en un canal de televisión a varias personalidades de relevancia de este país de tener alguna relación con los crímenes de Alcasser. Bambú producciones pierde una oportunidad de oro de preguntar al ex ministro de Interior del gobierno del PP, Jaime Mayor Oreja, si es cierto que el criminólogo Juan Ignacio Blanco le entregó unas supuestas grabaciones snuff que él afirmó haberle en persona para que las investigase su ministerio. Juan Ignacio Blanco denuncia que después de entregarle las cintas de vídeo, no tuvieron ninguna respuesta del Ministerio del Interior al respecto.

Francisco Granados ex delegado es de la Comunidad Valenciana, les vendió la idea que iba a apoyar la causa, según el investigador Francisco Emilio.

Al presentador del programa "Esta noche cruzamos el Mississippi" Pepe Navarro le tiraron de las orejas desde arriba, amenazándole con que o se retractan de lo dicho o cierran Tele 5.

El Lunes 3 Febrero 1997, 5 días después de dar los nombres en antena. Fernando García y Juan Ignacio Blanco pidieron disculpas en una posterior emisión del mismo programa.

Las periodistas Teresa Dominguez y Yolanda Laguna del diario El Levante-EMV escriben un articulo titulado "Sin fundamento" y acusa a Fernando García y a Juan Ignacio Blanco de tener un "delirio rentable". Realmente, yo no veo mucho lucro que torturen, violen y asesinen a tu hija pero ellas sí. Estas acusaciones de "delirio rentable" aparecen en el minuto 49. Es interesante que expongan que la versión oficial de la Guardia Civil y la contrasten con la versión de Fernando García sobre lo ocurrido,  que recuerden que aquel Invierno llovió abundantemente, lo que debería afectar no solamente a la sangre y al semen, sino también a los papelitos que reconstruyó la Guardia Civil tan rápido y cuyo texto era tan legible. Las "periodistas" comentan que su medio de comunicación recibió insultos y bajas en las suscripciones. No estoy a favor de eso, pero después de analizar algunas de sus declaraciones, no las puedo considerar como "periodistas" sino como taquígrafos de la versión oficial que además manipulan y tergiversaron unas breves declaraciones de Miquel Ricart después de salir de prisión.

Mucha gente no se cree la versión oficial a día de hoy. De hecho, si alguien lee los comentarios de los vídeos en Youtube sobre el triple crimen de Alcàsser, verán que todos repiten que hay gente poderosa detrás y que se ha cerrado el caso en falso. Es más, el programa Cuarto Milenio que entrevistó a Fernando García después de la emisión del documental El Caso Alcàsser emitido por Netflix, hizo una encuesta en directo y el 90% contestó que no se creían la versión oficial de los hechos.

Este documental en el minuto 50, emitió una entrevista a una ciudadana a pie de calle que afirma lo siguiente. 5 personas muestran su apoyo incondicional a Fernando García, le profesan su admiración.

Este dato, hecha por tierra, la tesis que en la zona de Alcàsser, nadie cree a Fernando García y piensan que es un aprovechado, como he leído a algunos "enterados" en foros de Internet, que tienen un especial interés en dañar la imagen de Fernando García y Juan Ignacio Blanco y apuntalar la versión oficial.

Sin embargo, Rosa Folch, Madre de Desiree y Luisa Gomez, hermana Toñi, no están conformes de lo que se habla y las formas con que se habla de este caso. Al principio, todos estaban de acuerdo en la dirección de la investigación alternativa, pero después se alejaron. El periodista Pepe Navarro no tiene escrúpulos, a su parecer. Rosa Folch se enteró de las lesiones, heridas y de otros datos del calvario de su hija por ese programa a través de conocidos y afirma que ella. ha sufrido mucho por su emisión.

Ex policía y periodista Jerónimo Boix dice que El Caso Alcasser disparó la audiencia del programa "Esta noche cruzamos el Misssisipi."

Abogado Virgilio La Torre, acusación particular dijo que Fernando García tergiversó diciendo que la moqueta era en realidad una alfombra persa cara de color azul y que no había ningún dato al respecto. Juan Ignacio Blanco dice que esa alfombra azul no apareció y que la alfombra que había aparecido era otra.

Fernando García dijo que quería ver la alfombra cara pero la Guardia Civil comentó que un sargento vio esa alfombra y por error, pensó que era un trasto viejo y decidió quemarla. Teniente Coronel de la Guardia Civil Antonio Carrascosa. Era una alfombra buena y de color azul ducado. 

El Doctor Frontela, autor de la segunda autopsia, se reafirma que encontró restos de sangre, manchas de esperma en una alfombra que estuvo en contacto con los cadáveres de las niñas. El instituto Nacional de Toxicología de Madrid no encontró nada. Algo realmente extraño, pués según la versión oficial, las niñas de Alcàsser, las mató a tiros. No verán ningún documental con imágenes reales o película donde alguien que sea asesinado de un disparo, no sangre, aunque sea un poco. Se encontraron 15 pelos en los cuerpos de las niñas y ninguno pertenecía a Ricart. Los pelos pertenecen a 7 personas diferentes según el médico forense. Había sangre y semen. No hubo ocultación de pruebas. 

El juício siguió su curso. Las peticiones que el proceso judicial se parase, significaría que Miquel Ricart saldría a la calle inmediatamente. La presidenta de la Asociación Clara Campoamor se negó.

El tercer capítulo aparecen con unas notas al final en la que anuncian que numerosos personajes han declinado participar en el documental y hacer declaraciones. Y cómo siempre, en estas ausencias abundan los miembros de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, miembros del poder judicial, peritos forenses autores de la primera autopsia y un abogado defensor que supuestamente traicionó a Miquel Ricart. Muchos de aquellos que sostienen la versión oficial de los hechos, prefieren rehuir de ser entrevistados y hacer declaraciones. Lo que refuerza para algunos, la existencia de una versión alternativa real a la versión oficial de los hechos.

Resulta irónico que todos los que sostienen una versión alternativa como Fernando García, Juan Ignacio Blanco, Francisco Emilio o El Doctor Frontela y la mayoría de los abogados de Miquel Ricart no tuvieran reparos en ser entrevistados por Bambú Producciones y en reafimarse en la versión alternativa de los hechos, en que los resultados de la segunda autopsia son bien diferentes a la primera autopsia o hablar de las denuncias de Miquel Ricart de malos tratos por parte de la Guardia Civil. 

Las personas que declinaron participar en este capítulo fueron las siguientes:

Joan M. Oleaque (periodista), Manuel Angel Menendez, el periodista Pepe Navarro. Antonio Carrascosa (Guardia civil), Capitan santiago ibañez. José Manuel Deiz Cubelos (Comandancia de la Guardia Civil de Valencia), Pedro Cano (policia judicial Guardia Civil de Valencia), Ricardo Sánchez (Jefe del Grupo Central Homicidios, Policía Nacional), José Miguel Bort (juez instructor), Angeles Fons Cualladó (secretaria judicial y jueza de instrucción), Luis Miguel RomeroVillafranca (abogado), Alejandro Font de Morta. Manuel Fenollosa Gonzalez (peritos forenses), Fernando Garcia Iborra, Leandro Martin.

La Audiencia Provincial de Madrid condenó a Fernando García, Juan Ignacio Blanco, Gestevision Tele 5 por calumnias contra Alfonso Calvé, Luis solana, José Luis Bermudez Castro y Francisco Laina. durante la emisión del programa "Esta noche cruzamos el Missisipi".

Los autores del documental dicen que Fernando García y Juan Ignacio Blanco no acreditan que recibiesen amenazas por declaraciones. Tampoco consta oficialmente que se produjesen amenazas de cerrar Tele 5 a cambio de obligación de pedir disculpas publicamente por decir que varias personalidades importantes estaban siendo investigadas por una posible relación con el "Caso Alcasser".

Los autores del documental insisten en que los hechos narrados por Francisco Emilio y Juan Ignacio Blanco o Fernando García como presuntas amenazas de la Guardia Civil o la contratación de una persona para asesinar a Francisco Emilio, no están acreditadas.

Juan Pitarch tampoco se tiene constancia que haya intentado a acceder al sumario para ver si había nombre de gente poder implicada.

Desmontando el documental "El caso Alcàsser" de Bambú producciones - cuarto capítulo

Sigo con mi análisis del polémico documental de "El Caso Alcàsser". En el cuarto capítulo, Rosa Ricart, hija de Miquel Ricart, único condenado por el triple crimen de Alcàsser, relata que ella estaba en primero de primaria y a su padre solo lo recuerda por las noticias que aparecen de él televisión relacionadas con el caso de Alcàsser. Rosa Ricart confiesa que no lo considera como familiar directo.

Lunes, 12 de mayo 1997. El expolicía y periodista Jerónimo Boix afirma que, 2 días de que empezase el juicio, Fernando García intentó que se suspendiese. Se convocó una manifestación por parte de Fernando García. "Don Fernando García es la voz del estado de derecho" decía una pancarta y critica que para esa turba, el estado de derecho ante un juicio por rapto, violación y asesinato fuese lo que dijese y pensase ese señor. Parecía que se hacia más caso a Fernando García que participaba en un programa de televisión en el que después de tratar este crimen, salia un señor con una campana en el pene y se la hacia sonar

Fernando García dice que en el triple crimen al menos participaron 8 personas, había un pelo de una persona cana. Hay pruebas biológicas de 8 personas pero no de Miquel Ricart o Antonio Anglés.

Las periodistas Teresa Dominguez y Yolanda Laguna del diario El Levante-EMV critican que Fernando García empiece a dudar de que habían participado y Fernando García, padre de una de las niñas brutalmente asesinadas, sabía que iban a condenar a Miquel Ricart a muchos años y que no él era culpable.

El abogado de la defensa solicitase la nulidad de las confesiones auto inculpatorias y el abogado de la acusación particular se sumase a esa petición.

La sala muestra su negativa a la suspensión del juicio. El presidente del Tribunal, Mariano Tomás defiende la "pureza del procedimiento". Siempre tienen la posibilidad de hacer un nuevo juicio, si aparecen datos nuevos en una nueva investigación, apunta Virgilio Torre, abogado de la acusación popular. Sí se anula la autoinculpacion, ya no se le puede preguntar nada a Ricart protestan las periodistas de El Levante-EMV.

Enrique Beltrán, fiscal jefe de Valencia, critica que acusación particular no ejerza su función que es la de acusar.

Juan M. Garzón se convirtió en abogado de la acusación particular. a pesar de su poca veteranía y que no era abogado penalista. Se dejó convencer. Para la acusación particular, Miquel Ricart no era más que un criado de altas personalidades de alcurnia según el fiscal.

Durante el juicio, en las inmediaciones del juzgado, había un montón de gente que animaba a Fernando García y le pedía que no se rindiese jamás.

El fiscal habla a Miquel Ricart: usted dice que el día 13 de noviembre, después de cenar en casa de Los Anglés, fueron a una discoteca. encontraron a 3 chicas y les llevaron en coche.

Ricart responde que fue lo que me dijo que dijera la Guardia Civil. La Guardia Civil me torturó.

- ¿ Cuándo estaba con la abogada? - pregunta el fiscal

- No, pero cuando se marchó, leña al mono. Antes y después de estar la abogada - contesta Ricart.

El fiscal le comenta a Ricart que niega las 2 primeras actas, y ratifica la última.

Ricart se defiende y pregunta al fiscal: ¿Dije eso?

El fiscal le pregunta: ¿Por qué no dijo al juez y al fiscal, que negaba las 3 actas?

Miquel Ricart responde: "Por miedo a que hiciesen daño a mi hija. O decían los que ellos querían o a su hija le podía suceder lo mismo que a las niñas de Alcàsser".

- "Me dijeron que había una bala... que las niñas fueron violadas en la caseta de La Romana, tampoco me lo creo... que las niñas fueron asesinadas allí... tampoco me lo creo... y que las niñas tenían marcas en los tobillos y que dijese que no les habían metido palos por el culo, que se las follaron por el culo. Eso me lo dijeron en la prisión de Castellón..." - cuenta Miquel Ricart.

El fiscal replica: En la segunda declaración, les habían dicho que no les habían metido nada por el culo, en la de Alcira. Sin embargo, usted no había dicho eso, sino que les habían metido madera.

Miquel Ricart responde que "bueno, quizá me equivoqué. Si me amenazan de muerte ¿Qué quieren que haga yo?". Miquel Ricart, visiblemente enojado, dice al fiscal que lo que quiere es que vayan a por los culpables y que los mandos de la Guardia Civil no lo elijan como cabeza de turco.

El fiscal ataca a Ricart: "Usted tiene momentos de miedo y momentos de miedo que se le va."

López Almansa, abogado defensor de Miquel Ricart, si usted oye algo que no es verdad, y no puede contestar, se desespera. o se pone a reir.

El fiscal le pregunta: ¿Es verdad, que usted dijo que Antonio Anglés tenía pensado hacer barbaridades con chicas, que Mauricio estaba presente.

Sí - responde Miquel Ricart - y le dije que pasaba de hacer barbaridades así y Mauricio me dijo que era un cagón.

Las periodistas de El Levante-EMV están en éxtasis, cuentan a Bambú producciones que toda la tensión que fueron acumulando por su defensa de la versión oficial, dio lugar a una sensación alivio, después que algunos dijesen que tenían razón.

El juicio tuvo una gran repercusión mediática y altísimos índices de audiencia. Fue seguido con mucho interés por el público. Está considerado el primer juicio mediático en la historia de España.

Le toca el turno a Virgilo La Torre, el abogado de la acusación popular. Miquel Ricart declara se que niega a responder sus preguntas.

Virgilio La Torre empieza con una batería de preguntas: ·¿Le dijeron la Guardia Civil, que una vez que pararon el coche, bajaron en fila india? ¿También la Guardia Civil le informaron, que cuando las jóvenes querían marcharse y protestaron, Antonio golpeó con una tranca a Miriam y Desirée atadas a un poste? ¿ También La Guardia Civil le dijeron que tenia que decir que cuando Antonio metió el pena por vía vaginal a Antonia, ésta daba muestra que le dolía la penetración? ¿Le amenazaron para que dijese que ese hecho duró 10 minutos? ¿También le dijo la guardia civil que usted sujetaba a las chicas por los tobillos mientras que Antonio las violaba? ¿ Sabe que estos datos son de la autopsia del doctor Frontela y esta autopsia es de agosto de 1994. un año después de lo que usted declaró? ¿Cómo podía saberlo si usted no había participado? ¿Cómo es posible que la Guardia Civil le informe de todos estos hechos y sin embargo sobre el más notorio, que era el arrancamiento del pezón, usted dijo ignorar todo lo relativo a este extremo?. ¿Fue usted el que arrancó el pezón a Desirée? En todas sus declaraciones, fue dijo que la única con la que tuvo contacto directo fue con Desirée. ¿Fue usted quien arrancó el pezón a Desirée con unos alicates?·

Virgilio obtiene como respuesta el silencio de Miquel Ricart cuyo rostro expresa indignación contenida por haber manifestado que no estaba dispuesto a responder.

Según Virgilio La Torre, abogado de la acusación popular, esos silencios por respuesta, evidencian que Miquel Ricart mentía sobre que había sido torturado por la Guardia Civil y que esas afirmaciones de malos tratos no tenían ninguna consistencia.

Luisa Ramón, abogada de acusación particular hace preguntas sobre un examen físico al procesado a los peritos forenses Manuel Fenollosa y Francisco Ros Plaza. El perito forense Manuel Fenollosa niegan que el detenido (Miquel Ricart) presentase signos de tortura.

Miquel Ricart gesticula de forma desesperada como negando la declaración del perito y Virgilio La Torre comenta en su entrevista a Bambú Producciones que es el comportamiento normal en este tipo de individuos. Mientras, el productor asiente sin interrumpir al abogado de la acusación popular. Otro ejemplo más, de la parcialidad de esta productora que no se limita a escuchar y a contar la versión de las 2 partes, sino a apoyar de forma decidida a una parte y denostar a la otra.

López Almansa, abogado defensor responde a los periodistas sobre el comportamiento de su defendido: Si usted se niega a contestar a alguien y sabe que lo que dice no es verdad, ¿Usted cómo se comporta? se desespera.

Jerónimo Boix asegura que enfrentarse a Fernando García era muy difícil, podías encontrarte a una turba de 50 exaltados llamándote asesino.

El padre de unas de las víctimas Fernando García y el criminólogo Juan Ignacio Blanco comentan en televisión que este juicio es aberrante y un montaje.

Jerónimo Boix y Juan Ignacio Blanco discuten sobre la fecha de entrada y registro judicial a la casa de los Anglés. Juan Ignacio Blanco expone un par de folios y Jerónimo Boix dice que tiene pruebas de que miente. La imágenes de lo que aparece en los folios, no se aprecia en el vídeo del documental.

El criminólogo Juan Ignacio blanco dice que en una declaración, un lugar cercano al supuesto lugar del crimen, Miquel Ricart y Antonio Anglés bajaron a un bar a tomar 3 bocadillos y 2 refrescos, después de violar a 2 de las menores.

El dueño de ese local, Arturo Ortega Grau, durante el juicio dice reconocer a los dos para inmediatamente después afirma que Antonio Anglés no entró en el local. Dice que no pudo ver quien estaba en el coche esperando a Miquel Ricart, pero es Antonio Anglés. Ajá. Bueno, al menos, no se contradice con denuncias de torturas por parte de la Guardia Civil por el medio como Miquel Ricart. En un programa de televisión, la mujer que acompaña a Arturo Ortega Grau dice que la persona que le esperaba en el coche fuera del local, no era Antonio Anglés. Genial el detalle, de no poner subtítulos en castellano a las declaraciones en valenciano de esta mujer. No vaya a ser que la mayoría de los espectadores que vean este documental se enteren de algo.

Virgilio La Torre preguntó a Miquel Ricart el por qué en una declaración dijo que eran 2 bocadillos y en otra declaración dijo que fueron 3 los bocadillos. ¿Para quien era el tercero?

Mauricio Anglés Martins desfila ante las cámaras y declara ante el abogado de la acusación particular que Antonio hizo un comentario muy macabro sobre agarrar a 3 chicas y hacerles algo, y Miquel Ricart y él le dijeron que era una locura y que él jamás ha subido con chica a las casetas de La Romana. El fiscal le pregunta a Mauricio si él había participado en el triple crimen y muestra su hartazgo y responde negativamente de forma repetida.

Mauricio Anglés y Fernando García se dieron la mano fuera de los juzgados. Más tarde, en un plató de televisión, Mauricio Anglés y Fernando García conversan sobre el tema. Mauricio Anglés le dice: Lo que pasó no estaba en nuestras manos, de haberlo estado, nada les hubiera pasado a las niñas.

Kelly, hermana de Antonio y su madre no reconocen una voz telefónica que la Guardia Civil atribuye a Antonio Anglés. Su hermano Enrique Anglés tampoco la reconoce. Enrique Anglés dice en el juzgado que Antonio Anglés no era violento ni aún cuando no conseguía lo que quería. El fiscal le recuerda que en televisión dijo lo contrario. Enrique Anglés dice que no está en televisión. Es más, Enrique Anglés dice posteriormente en ese mismo programa, que esa llamada la hizo él, todo ello, aderezado de las risas del público presente en el plató. En realidad, Los Anglés no me parece que tengan mucha credibilidad y nunca debieron participar en el programa de Pepe Navarro.

Les doy la razón en una cosa a las periodistas de El Levante-EMV, una cosa es el triple crimen de las niñas de Alcàsser y otra cosa es "El Caso Alcàsser", el circo mediático del que algunos se han aprovechado. Ellas dicen que los que se han aprovechado son los que defienden la teoría alternativa, yo pienso que los que se han aprovechado son los que defienden la versión oficial. Los primeros sufrieron amenazas, palizas, juícios, penas de prisión, multas e indemnizaciones, los segundos se fueron de rositas

Fernando García dice que pidió ayuda al Doctor Frontela para la realización de una segunda autopsia porque no se cree la versión oficial.

El director Elias León franqueado por el productor del documental, le pregunta al Doctor Frontela: ¿Si Fernando García y Juan Ignacio Blanco estaban malinterpretando sus análisis?. Hay que ver cómo abren la boca los integrantes de Bambú Producciones cuando entrevistan a aquellas personas que cuestionan la versión oficial. El Doctor Frontela se limita a contestar que él hace su labor como médico forense y que los demás digan lo que quieran.

Juan Ignacio Blanco dice que Doctor Frontela es un hombre parco en palabras que cuando te ve hace como que no te conoce, no habla con total sinceridad. Unas veces, dice que no puede hablar, y si habla, dice una cosa que no se corresponde con la realidad.

Ángel Carracedo, perito de toxicología del Imelga. Dice que hay vellos o pelos de al menos 5 personas distintas, quizá de 7. Ninguno de ellos pertenece a Miquel Ricart con toda seguridad - le confiesa al fiscal. El expolicía y periodista Jerónimo Boix dice que esos pelos podrían estar en la moqueta o en los cuerpos porque se envolvió los cadáveres con la moqueta o por otras circunstancias, en otra situación. Fernando García responde que de ser cierto, esos pelos no penetran en el interior de la ropa y no se encuentran en la ropa interior de las niñas. El abogado de la acusación particular dice que la única prueba respecto a los pelos, que se permitía hacer era compararlos con los pelos de Miquel Ricart y el resultado fue negativo, punto.

El Doctor Frontela al apreciar larvas de insectos, presenta la teoría que las niñas pudiesen morir un mes antes del hallazgo de sus cadáveres. Considera que pudo haber un enterramiento y posterior traslado a otro lugar para ser enterradas de forma definitiva. Fernando Verdú, uno de los médicos forenses, responsables de hacer la primera autopsia lo niega.

Doctor Frontela dijo que no recogió ninguna larva en los cadáveres porque no quedaba ninguna, no porque no quisieran estudiarlas y añade "Después de hacer una autopsia, no antes, se lava algo los cadáveres. Pero ese lavado fue tan minucioso que no quedó ni una sola larva".

Fernando Verdú al ser preguntado por el fiscal si hicieron un lavado indiscriminado y minucioso de las ropas y los cuerpos, éste responde: En absoluto. Dice que lavaron de forma selectiva algunas partes del cuerpo, porque es la única forma de ver debajo de esa suciedad, si existe algún tipo de lesión. Respecto a las prendas de ropa, algunas de ellas después de ser examinadas, se adecentan, para ser mostradas a las familias en la identificación de los cadáveres.

Fernando Verdú dice que las ropas fueron seleccionadas pero jamás fueron lavadas. El Doctor Frontela dice que es una mentira y que las ropas fueron sumergidas en bolsas con agua, cubriéndolas por completo. Y si en la ropa hay barro ¿Por qué se lo quitaron? A lo mejor había algún pelo de vital importancia para la investigación.

El Doctor Frontela dice que por caballero y compañerismo no ha sido tan duro con sus colegas que practicaron la primera autopsia. Consideran que hubo una actuación irregular tanto en el levantamiento de los cadáveres como en la autopsia.

Vuelven los créditos que anuncia que muchos se negaron a participar en el documental y cito sus nombres para que conste en este artículo:

Nieves Herrero, Olga Viza, Manuel Campo Vidal, Pepe Navarro, Manuel Ángel Menendez, Chele Torrecillas, Joan M. Oleaque (periodista), Pepe Navarro. Antonio Carrascosa (Guardia civil), Capitán santiago ibañez. José Manuel Diez Cubelos (Comandancia de la Guardia Civil de Valencia), Pedro Cano (policia judicial Guardia Civil de Valencia), Ricardo Sánchez (Jefe del Grupo Central Homicidios, Policía Nacional), José Miguel Bort (juez instructor), Angeles Fons Cualladó (secretaria judicial y jueza de instrucción), Luis Miguel Romero Villafranca (abogado), Alejandro Font de Morta. Manuel Fenollosa Gonzalez (peritos forenses), Fernando García Iborra, Leandro Martin.

Desmontando el documental "El caso Alcàsser" de Bambú producciones - quinto y último capítulo


El equipo de Bambú producciones graba a Juan Ignacio Blanco, un Jueves, 18 de diciembre de 2017 en su casa. Allí, Juan Ignacio Blanco dice: "Llevaría como mucho 10 o 12 días en casa de Fernando García. Se produce una llamada casi a medianoche, sobre las 11 o algo más tarde. Fernando García le dice a Juan Ignacio Blanco: "Levántate, me ha dicho el párroco que tiene que entregarme una cosa."

"La iglesia del pueblo está muy cerca de su domicilio, a 300 o 400 metros de distancia. Entra Fernando García sólo por expreso deseo del párroco y sale con un sobre en el cual había una cinta de vídeo". Según el criminólogo Juan Ignacio Blanco, en el primer vídeo (hago constar que según Juan Ignacio Blanco la cinta de vídeo contenía 2 vídeos diferentes). No es cierto que Juan Ignacio Blanco se contradijese diciendo que había un vídeo donde se veía como se violaban a una de las niñas y después cambiase su versión diciendo que había otro vídeo en donde un grupo de poder hacía cortes con bisturí en los cadáveres de las niñas.

Pero voy a dejar constancia de lo que dice Juan Ignacio Blanco en este capítulo de esta serie documental: "En un vídeo aparecen 2 de las niñas, Miriam y Desirée sobre unas camillas. Se ve a una serie de personas con un bisturí en la mano, haciéndoles unos pequeños cortes en los cadáveres". Algunas personas que salían en esa cinta, tenían una relevancia social y económica en este país impresionante. Si eso era verdad (el contenido de la cinta), se nos caía el mundo encima" concluye el criminólogo." Un dato curioso, en el libro de Juan Ignacio Blanco ¿Qué pasó en Alcàsser? y que yo me he molestado en leer integramente, no aparece ningún dato o información sobre la existencia de este vídeo snuff, es un libro de criminología y su lectura se ciñe a datos de la investigación policial, el sumario o las autopsias.

Bambú Producciones le preguntan a Juan Ignacio Blanco si estaría dispuesto a enseñarles el contenido de esa cinta. Juan Ignacio Blanco les respondió con un tono evasivo y dijo que se lo pensaría.

Jueves, 3 Julio de 1997. El presentador de informativos Matías Prat dice en su noticiario que la acusación particular y la defensa sostienen que ha habido muchas irregularidades en la investigación del triple crimen de Alcàsser.

Vicente Ribas Nieto, policía judicial de la 311 comandancia de la Guardia Civil, era el encargado de las fotografías pero en un momento dado, la gente estaba cansada y empezó a ayudar a escavar para extraer los cadáveres. De motu proprio, Vicente deja de lado su función de "fotógrafo". Manuel Lopez Almansa, abogado de Ricart le pregunta en el juicio: "¿Si no era su obligación sacar fotografías de los cadáveres de la fosa durante su extracción, antes de tocarlos? " Vicente Ribas le responde que no era " No es necesario, si es conveniente."

Juan Ignacio Blanco dice que Vicente Ribas Nieto es una persona que va de fotógrafo a esa diligencia y paradojicamente, no tenemos ni una fotografía de como extraen los cadáveres de la tierra. "No sabemos lo que había dentro de esa fosa porque este señor de motu proprio decidió no hacer estas fotografías. Dice que decidió ayudar a las personas que estaban cansadas, pero podía haber sacado una foto antes, cada vez que se extraía un cadáver."

La crítica del criminólogo escuchada por el aludido, hace pasar apuros a Vicente Ribas Nieto, policía judicial de la 311 comandancia de la Guardia Civil, mientras escucha la voz del Juan Ignacio Blanco, se le nota incómodo, como agacha la cabeza y traga saliva. "Los funerarios ayudaron a extraer los cadáveres pero no escavaron. Los que escavaron, era un subteniente de Alcira, su conductor. Y no sé si otra persona (sic) y yo, no había nadie más" continúa Rivas y añade: "La preocupación de que eran las niñas y teníamos que sacarlas." - Lo dice cómo si aún estuviesen con vida y se pudiesen salvar de algo. ¡Qué mas da sacar unos cadáveres 3 horas antes o 3 horas después, de muchas semanas muertas y desaparecidas!

Vicente Ribas se excusa "No había apenas luz, es un páramo. Si, podía haberme esforzado un poco más, párense todos, voy a sacar fotografías. Bambú producciones, la empresa que realiza este documental, le echa no una mano sino las dos al guardia civil Vicente Ribas que debía haber hecho fotografías en lugar de participar en la extracción de los cuerpos. Se aprecia una grabación a oscuras del lugar del enterramiento. Es un detalle por parte de Bambú producciones. Lo que resulta extraño es que no tuvieron ese mismo comportamiento con el Doctor Frontela, Juan Ignacio Blanco o Fernando García, a los cuales, atosigaron con preguntas incómodas, tratando de buscar contradicciones en su versión.

Vicente Ribas Nieto, el fotógrafo de la Guardia Civil que aquel día no ejerció su labor, señala con el dedo fustigador al criminólogo díscolo: "Juan Ignacio Blanco se ha aprovechado de eso." ¿De tu negligencia como profesional? ¿Qué se le va a hacer? La vida es así.

Antonio Carrascosa teniente coronel, jefe de la UCO de la Guardia Civil dice que Fernando García le instó a que le mostrase una alfombra persa y este le dice que solo tiene constancia de una moqueta. El padre de una de las niñas, dice: "Los investigadores de la Guardia Civil me dicen que por error, un sargento de la Guardia Civil confesó que la había visto como un trasto viejo y la había quemado.

El abogado Garzón le pregunta a este mando de la Guardia Civil si se quemaron algunas piezas de convicción. Antonio Carrascosa teniente coronel de la Guardia Civil dice en el juicio que lo que dice Fernando Garcia es "Falso totalmente." Al escuchar esto, Fernando García. masculla algo producto de la rabia, haciendo notar que está mintiendo.

Jeronimo Boix ex policía reconvertido en periodista: se desplegó la moqueta que estuvo en contacto con los cadáveres de las 3 niñas durante el juicio. Yolanda Laguna periodista de Levante-EMV dijo al respecto que el hedor que desprendía esa moqueta era insoportable. El expolicia y periodista: Jeronimo Boix: "Esa moqueta la tuvo el Doctor Frontela". Luis Frontela, forense de la segunda autopsia comenta: "Me ponían verde, diciendo que en la alfombra no había nada."

El director del documental Elías León y su productor Ramón Campos entrevistan al Doctor Frontela: "La primera queja no es que no había nada y que era usted el que tenía la moqueta. Según el médico forense Luis Frontela : "La alfombra la mandan al Instituto de toxicología. la tuvieron en su poder, unos meses o el tiempo que sea. Yo había descubierto que había esperma, bastantes cosas. Me faltaba una semana para dar los nombres de los que estaban allí, y recibí la orden de devolver inmediatamente la alfombra".

Gloria Vallejo de Torres (perito del Instituto de Toxicología) contestan en el juicio: "Que haya grandes restos acumulados de fostatasa ácida, no es indicativo que pueda provenir esperma.. Hicieron el análisis 3 meses después". "Este perito (Frontela) hace el examen 4 años después, la perito dice: "Para mí no tiene ningún crédito ese resultado".

Tanto el director como el productor del documental tratan a toda costa de que Frontela diga algo parecido a la versión oficial. Él insiste: "Esas muestras de fostatasa ácida son de esperma, se ven de color violeta."

La otra perito Maria Jesús Iturralde afirma: "La sangre es casi una afirmación, el semen es una posibilidad. (minuto 12).

El 12 de mayo de 1997 comenzó la vista oral del juicio. La moqueta fue devuelta al juzgado por el doctor Frontela el 9 de mayo. según los documentalistas.

El Doctor Frontela tuvo 29 días para confirmar que las manchas encontradas corespondían a esperma y sangre.

El perito forense Frontela replica que: "¿Se envuelven cadáveres en esa alfombra, los cadáveres se pudren, tienen heridas, tienen esperma y no encuentran nada? ¿Ni sangre ni esperma?"

El criminólogo Juan Ignacio Blanco comenta: "En una de las declaraciones, Miquel Ricart dice que lo que más recuerda es la gran cantidad de sangre y añade con sarcasmo: Miquel Ricart es muy creíble en algunas cosas pero en otras nada". Y añade: " Unos cuerpos que presentan 120 lesiones y mutilaciones, es ilógico pensar que no hay ni siquiera una gota de sangre" dice Almansa, el abogado defensor.

Fernando Verdú portavoz forenses valencianos, defiende la tesis de la ausencia de sangre: "Es posible que no haya esperma, es posible. La mayoría de las lesiones que presentaban eran contusiones y no tienen porque sangrar.... los arrancamientos de las uñas, tampoco tienen que sangrar.".... Pero reconoce que hay una minoría de lesiones que no eran contusiones y si podía sangrar. Interesante. ¿Y los disparos en la cabeza? ¿No hacen sangrar?

El abogado defensor de Miquel Ricart dice: "En un coche (de Ricart) debería haber quedado alguna huella y no quedado huella de nada."

El fiscal resalta que la ausencia de pruebas biológicas no son un obstáculo para condenar a Ricart y que el relato de El Rubio coincide con la recreación del triple asesinato y se pregunta quien dice que estos actos se realizaron sobre los colchones, que quizá por eso no hay rastro de sangre y semen. el propio Ricart dice que estos colchones no estaban en esta postura. Ricart dice en una de sus declaraciones que después de practicar estos actos, fueron a limpiar y a recoger todo lo que pudieron. En realidad, el fiscal acusa en base a las confesiones de un individuo que cambió de versión en varias ocasiones bajo la presión de sus interrogadores, que sí conocían detalles del crímen y podrían habérselos trasladado durante los interrogatorios, que es lo que sostiene "El Rubio". Fernando García reclama que se rebaje de 200 a 9 años de prisión a Ricart y que se anule el juicio.

A continuación, Bambú producciones revela la verdadera intención de su documental y nos deleitan con un bombardeo de declaraciones en el que se busca crear la sensación que Fernando García y Juan Ignacio Blanco son unos charlatanes y han montado un circo de declaraciones muy cortas y sesgadas, una a continuación de otra: " sectas satánicas... 12 asesinatos en Valencia.... matan niños y hace películas. .. que me llaman el carnicero del Mississippi...hubo actos de canibalismo... dicen en el informe que han sido mordidas por animales de dientes grandes...

18 diciembre de 2017, los autores del documental están en casa de Juan Ignacio Blanco y éste les hace un comentario sobre las supuestas grabaciones snuff ante el requirimiento de Bambú Producciones por que el criminólogo se las muestre. Juan Ignacio Blanco dice: "Tú nombra a mi mujer las cintas".

El director de El Documental dice: "Nadie va a ver esas cintas pero si las veo, diré en el documental que son verdad". Soy escéptico con tanta franqueza; pues el documental "El Caso Alcasser" está orientado en su totalidad a desacreditar in crescendo la versión alternativa a la versión oficial del triple crímen de Alcàsser y a matar a sus mensajeros.

El miercoles, 30 de julio de 1997, Miquel Ricart declara en el juício: "Soy inocente y tengo la conciencia muy tranquila".

Miguel Ricart fue condenado a 170 años de cárcel por delitos, de rapto y violación (aunque no había pelos, semen ni ningún otro resto biológico que le incriminase en los cadáveres de las niñas y en el lugar donde fueron hallados los cuerpos) y también de asesinato.

Rosa Folch, madre de Desirée declara: "Es una condena de 30 años de los que va a cumplir 14."

Fernado Gómez, padre de Toñi cuenta: " Tenemos que seguir investigando."

Juan Ignacio Blanco añade: "En el juzgado de Alzira, sigue abierta una pieza separada del sumario para continuar la investigación contra el fugado Antonio Anglés y otros posibles autores que han podido participar en el triple crimen.

En el minuto 24, el documental empieza a poner a parir con dureza a Fernando García por la recogida de sobres y dinero para la investigación.

La Fundacion "Niñas de Alcasser" se legalizó y rapidamente recaudó 78 millones de pesetas. Hubo una presentación en sociedad de esta fundación, al frente estaba Fernando García, algunos de sus familiares y también los padres de Toñi. De vocales uno de sus hermanos, sus hijos y como secretario Juan Ignacio Blanco.

Según Juan Ignacio Blanco, con esta fundación se pretendía buscar justicia y no venganza con ese dinero. La idea es de divulgación, concienciación, apoyo y no convertirse en una segunda policía y ajustas cuentas por cuenta propia.

La madre de Desirée (Rosa Folch) dice que lo que hace Fernando García no está bien, pues mostraba dibujos de su hija, en el que se veía como la apuñalaban con cuchillo.

Se publica un libro ¿Qué pasó en Alcàsser? escrito por Juan Ignacio Blanco en 1998. Rosa Folch denunció la Fundación Las niñas de Alcàsser. También denunció a Juan Ignacio Blanco por usar fotografías de la autopsia en su libro "¿Qué pasó en Alcàsser?

La Secretaria General de Asuntos Sociales dio la razón a Rosa Folch y denegó la inscripción de las Fundación Niñas de Alcàsser. Pese a no haber sido registrada legalmente, continuaron su actividad.

Un juez ordenó la retirada del libro de Juan Ignacio Blanco, 3 meses después de su publicación por la publicación de fotos de su hija Desirée sin su consentimiento.

6 De abril de 2018, los documentalistas aseguran que a pesar de su prohibición, Juan Ignacio Blanco siguió vendiendo el libro. En una declaración grabada por una cámara, el criminólogo dice: "Yo tengo la obligación de mostrar el contenido de la cinta pero no sé cuando."

Fernando Garcia es interpelado por los documentalistas para que convenzan a Juan Ignacio Blanco para que les muestre el contenido de la cinta, le comentan a Fernando que hace varios meses que Juan Ignacio Blanco no se pone al teléfono. Fernando Garcia cree que Juan Ignacio Blanco tiene una carta guardada.

Los autores del documental rescatan el testimonio de Manuela Cabanillas, madre afectada por el asesinato de una hija y que buscó el amparo de la fundación ideada por Fernando García se siente defraudada y dice que Fernando García le dijo: "Aquí no vamos a hacer milagros. Tenía que entregar un dinero como depósito: 500.000 pesetas. Posteriormente, vio a Juan Ignacio Blanco y Fernando García en televisión, comentando el caso de su hija, mostrando fotos de la autopsia que ella se negó a ver. Casi se muere al contemplar aquello. Mal por Fernando García, aunque tuvo la sinceridad de decirle que básicamente lo único que iban a hacer, es airear el caso; porque ni él es policía ni es juez. Y mal por esta mujer, ella ya conocía las formas de hacer denuncia de Fernando García y Juan Ignacio Blanco. No entiendo por qué a ellos les critica y a las fuerzas y cuerpos de seguridad y la justicia del estado español no, ella paga impuestos al estado y una donación a una fundación es voluntaria.

Se emite un documental titulado "Alcàsser, vides marcadas" en el Canal Nou, que lo considero la precuela de este documental "El Caso Alcàsser" de Bambú producciones y emitido por Netflix, pues el guión tiene como objetivo apuntalar la versión oficial y denostar la versión alternativa. Jeronimo boix y Genar Marti son los encargados de la investigación.

Jeronimo Boix cuenta que: "Cuando terminamos el juicio, nuestra relacion era mala con Juan Ignacio Blanco y Fernando García" pero con Juan Ignacio Blanco aún se podía hablar.

El expolicia y ahora periodista prepara una cámara oculta y se entrevista con una cámara oculta camuflada en la chaqueta. Llegó a la cafetería y cuelga la chaqueta en un perchero próximo a una mesa donde se sentarían y se dicen los unos a los otros: " Yo no me fío de vosotros, os voy a cachear." y los otros contestan: "Nosotros tampoco nos fiamos de vosotros."

Una vez sentados, Juan Ignacio Blanco confiesa sin saber que hay una cámara de vídeo oculta grabándole: "Se ha tirado 4 años llevándose dinero a espuertas para una fundación, esa fundación vende 2 millones de lotería porque con la fundación se ha hecho muchísimas cosas, no vender libros y CDs, han recibido muchísimo dinero".

Fernando garcia y juan ignacio blanco han abierto cartas y cartas con dinero durante horas y horas. Juan Ignacio Blanco ques es criminólogo y periodista de sucesos "Me habré tragado 50 actos coñazo de homenaje a Fernando Garcia." y entiendo que diga coñazo, a alguien como él, ese tipo de actos le deben parecer una pérdida de tiempo. Lo suyo es pasión por la criminología, no perder el tiempo en homenajes.

"Se organizaban fiestas, jolgorios, rifas de traje de fallera. El dinero recaudado por la fundación se le entrega a Fernando y no está contabilizada." prosigue Juan Ignacio Blanco: "Mientras no haya que matar o robar a nadie, me parece de puta madre. Pero no me hagas el planteamiento de que estamos aquí por esto." concluye el criminólogo.

Fernando García y Juan Ignacio Blanco, así como los presentadores de "Esta noche cruzamos el Mississippi emitido por Tele 5 y el "jui de alcasser" emitido por Canal Nou arrastran acciones legales en su contra desde el final del juicio.

Juan Ignacio Blanco hace una crítica: "Yo estaba como gilipollas por la fundación. Yo todos los días de pie 16, 17 o 18 horas de pie delante de una mesa firmando libros como un gilipollas, para que tú estés llevándote una pila de millones.Cuando ves que todo ese dinero no se ingresa en la cuenta de la fundación, pues joder, te das cuenta."

Se diseña otro operativo para grabar al padre de una de las niñas, Fernando García que comenta: "El dinero es mío, me lo dieron a mí. No me dejaron hacer la fundación. ¿A quien tengo que darle cuentas ¿A Juan Ignacio Blanco? Si el dinero lo tengo o no, es cosa mía. Si me quiero gastar el dinero en una fiesta pues lo hago, y si me lo quiero guardar, me lo guardo. Es mio, no tengo que dar explicacione a nadie. Os digo una cosa, no quiero hablar de este tema."

Tengo que decir una cosa, respeto a Fernando García como padre coraje pero no me cae demasiado bien, tengo la sensación de que removió tierra, mar y aire porque le ocurrió una terrible tragedia precisamente a él. Pero no es un hombre afortunado que tuvo suerte en la vida y que ahora se dedica a estafar y a pegarse la vida padre como dicen sus detractores.

Es cierto que el dinero que Fernando García recibía de la gente se lo ganó a pulso; porque siempre estuvo al pié del cañón. Otros padres decidieron quedar en un segundo plano y aceptar lo que dijesen las autoridades. Algunos padres acudieron a Fernando García para exigir justicia o pedir saber la verdad sobre crímenes sin resolver o poco claros, pero no toman ninguna iniciativa se indignan cuando se les pide dinero para iniciar una investigación o denunciar publicamente los hechos, y cuando se denuncia sus casos en televisión, de lo que pasó a sus hijos, exigen que se pare todo. Es cómo si alguien quiere ser cirujano y le asusta la sangre, mejor, que se dedique a otra cosa.

El 22 de marzo de 1997. Un alto mando de la Guardia Civil presenta una denuncia contra Fernando García y Juan Ignacio Blanco.

El 2 de octubre de 1997. El fiscal jefe de valencia presenta una denuncia contra Fernando garcia por calumnias.

El 23 de octubre de 1997. El tribunal que juzgó "El Caso Alcasser denuncia a Fernando Garcia por calumnias.

El 3 de junio 2009, 12 años después, Juan Ignacio Blanco es condenado a 2 años de cárcel y al pago de 350.000 euros por delitos de injurias.

Fernando García es condenado a pagar 285.000 euros e indemnizaciones por delitos de injurias . Fernando García declara que tiene la conciencia tranquila y que no ha insultado a nadie.

Muchos dicen que Juan Ignacio Blanco y Fernando García se han lucrado con un "delirio rentable" pero después de ser condenados a penas de prisión, multas de una cuantía elevadísima, ser sometidos a un escarnio mediático brutal, etc. Yo sigo sin ver rentabilidad por ningún lado. Y si han ganado dinero de algún modo, también lo han perdido de otro modo.

Bambú Producciones obvian que Fernando García y Juan Ignacio blanco fueron condenados a penas de prisión.

Fernando García dijo en una entrevista posterior a la emisión a este documental concedida al periodista Iker Jimenez, conductor del programa Cuarto Milenio que emitió un especial sobre "El caso Alcàsser", que Bambú Producciones lo ponen como un sinvergüenza y un estafador, pero obvian, una sentencia judicial contra él por "apropiación indebida" relacionada con el dinero recaudado para la fundación que nunca logró fraguarse, en la que el magistrado archiva la causa contra él y Juan Ignacio Blanco.

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCION Nº 1 DE PICASSENT (VALENCIA)

Procedimiento : Diligencias Previas 240/2003Juez : D. Eugenio Alarcón Caballero

AUTOSOBRESEIMIENTO PROVISIONAL

En Picassent, a 6 de abril de 2006

ANTECEDENTES DE HECHO

ÚNICO.- Por turno de reparto recayó en este Juzgado, las Diligencias de Investigación Penal nº 139/02, incoadas de oficio por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, incoándose la presente causa contra los imputados Fernando García Mediano y Juan Ignacio Blanco Durán, como posibles responsables de un delito de estafa y de apropiación indebida.

Practicadas las diligencias de instrucción consideradas necesarias, y recabado informe del Ministerio Fiscal, en fecha 29.03.06 interesó el sobreseimiento provisional de las actuaciones en virtud de lo dispuesto en el art. 641.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

ÚNICO.- Si bien los hechos investigados pudieran ser constitutivos de delitos de estafa y apropiación indebida, al atribuirse a los imputados haberse quedado con el dinero de la “Fundación Niñas de Alcácer”, de la que serían cofundadores y representantes, según sus propias manifestaciones en diversos programas de televisión; de las diligencias practicadas (declaraciones de los imputados, y la documental referente a dicha fundación, cuentas bancarias, así como de los programas de televisión) no resulta corroborado ninguna de dichas manifestaciones, ni los indicios de criminalidad iniciales: ni haber hecho uso de un engaño bastante para producir error en las personas que condujese a éstas a realizar disposiciones patrimoniales, ni haberse quedado con cantidades de dinero que se les facilitaran a título que conllevase la obligación de devolverla o entregarla a quien facilitó dichas cantidades (elementos típicos del delito de estafa, art. 248 del Código Panel; y del delito de apropiación indebida, art. 252 del Código Penal), como tampoco ha resultado determinada la cantidad de dinero que adquierieron.

El art. 641.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que; “Procederá el sobreseimiento provisional: 1º Cuando no resulte debidamente justificada la perpetración del delito que haya dado motivo a la formación de la causa”. En atención a dicho precepto, procede acordar el sobreseimiento provisional de esta causa, y su archivo provisional, una (vez) firme la presente resolución.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación

PARTE DISPOSITIVA

ACORDAR EL SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL de la presente causa, por no resultar debidamente justificada la perpetración de los delitos que dieron motivo a su formación, y su archivo provisional una vez que sea firme la presente resolución.

Notifíquese esta resolución al Ministerio Fiscal y demás partes personadas, haciéndoles saber que no es firme y que contra ella pueden interponer recurso de reforma, ante este Juzgado, en el plazo de los tres días siguientes al de su notificación.

Así lo acuerdo, mando y firmo.

DILIGENCIA.- Seguidamente se cumple lo acordado. Doy fe.

Y aún así, Bambú producciones no duda en remover este episodio, no tanto por la indignación que supone que una persona recaude dinero para una fundación y lo administre como le parezca. La sensación que uno tiene es que se intenta dañar la imagen y credibilidad de Fernando García; porque se niega a aceptar la versión oficial del triple crímen de Alcàsser y propone otra versión que resulta incómoda porque señala a individuos de las altas esferas de España como posibles autores materiales del triple crímen de las niñas de Alcàsser.

El párroco habla sobre la cinta. Juan Bautista Antolí, que es así como se llama el cura párroco de Alcàsser, grabado a bastante distancia y de espaldas a la cámara y con una risa un tanto extraña, empieza a hablar y a decir que lo que cuenta Juan Ignacio Blanco no es verdad, que no les dio ninguna cinta de vídeo. Juan Ignacio Blanco dice que se le entregó un sobre con una cinta de vídeo a Fernando García.

Según él, le dijo a Fernando García y a Juan Ignacio Blanco que una persona le ha hecho entrega de un sobre bajo secreto de confesión. El párroco dice: "A mí no me han dado nada. Me llamó alguien por teléfono que había unas cintas...lo decía con miedo. Pensé que era un caso de esos en los que dan las pistas falsas. Yo te pongo en contacto con Fernando García." Le puso en contacto con él. Él llamo a las 21:00, que ya está aquí fernando.

Cuando recogieron el presunto sobre con la cinta. Estaba Fernando Garcia, su hermano y yo, confiesa Juan Ignacio Blanco.

Fernando García comenta : "Yo no la he visto nunca (el contenido de la cinta, no la cinta). Es que Juan Ignacio ha habido cosas que no me ha contado nunca. y yo tampoco le he preguntado a fondo, porque me conoce... tenía que salir de él."

Sobre el contenido de la cinta: "Si no me va a aportar nada, mejor no. si hay gente que pueda identificar, me gustaria verla", confiesa Fernando García y alude a Juan Ignacio Blanco de tú a tú: "siempre me has dicho que no debería ver la cinta de mi hija, al igual que yo vi la autopsia, soy capaz de verla. Mi teléfono sigue siendo el mismo, un fuerte abrazo Juan Ignacio Blanco."

Francisco Emilio, ex miembro del equipo de investigación liderado por Juan Ignacio Blanco, le dice que "si tienes una cinta de video snuff, la que entregó al ministro de interior, ahí está la resolución del caso de Alcàsser, si te sirves del público, dáselo al público, hay que poner en manos de la autoridades esas cintas (según el propio Juan Ignacio Blanco ya lo hizo una vez) Ya nos encargaremos de protegerte de cualquier acto de venganza."

Después de un año de aplazamientos de una segunda entrevista con nosotros. Juan Ignacio Blanco dejó de coger el teléfono a los de Bambú Producciones, a lo mejor, ya tenía bastantes problemas de debido a 2 tipos de cáncer que padecía. De hecho, en el documental se le ve bastante demacrado. O a lo mejor, es que vio venir por donde iba los tiros del guión de Bambú Producciones y al ver le iban a poner verde, se cerró en banda, o simplemente, no quiso que le liasen más con el tema del vídeo, que como bien dice Bambú Producciones, no llegó a mostrar públicamente. ¿Pero cómo iba a hacer eso?

La madre de unas niñas lo denunció y un juez prohibió la venta de su libro por mostrar unas simples fotografías del cadáver de su hija sin su consentimiento. No se puede subir un video snuff a Internet porque te lo retiran en tiempo récord y aún por encima te denuncian y podrías enfrentarte a penas de cárcel, multas e indemnizaciones para las familias de las víctimas con unas cantidades desorbitadas. Existen leyes como la ley del protección del menor, la ley de protección de datos. Si es cierto que hay imágenes de violaciones o de sadismo sobre unas niñas, también estaríamos hablando de pederastia y bestialismo.

Y aunque no existiesen todas esas leyes, y el vídeo fuese real, algunos dirían que es un deepfake. Deepfake o ultrafalso,es un acrónimo del inglés formado por las palabras falso, falsificación, y aprendizaje profundo, aprendizaje profundo. Es una técnica de inteligencia artificial que permite editar vídeos falsos de personas que aparentemente son reales, usando para ello algoritmos de Aprendizaje no supervisado, conocido en español como RGAs (Red generativa antagónica), y vídeos o imágenes y resultados. El resultado final de dicha técnica es un video muy realista, aunque ficticio. Entre los ejemplos destacados del uso del uso de la técnica del deepfake se encuentran dos escenas de la película Rogue One una historia de Star Wars (2016) en las que la Princesa Leia aparece con la cara de Carrie Fisher cuando era joven, cuando en realidad fue interpretada por la actriz noruega Ingvild Deila. Con las nuevas tecnologías, algún experto en edición de vídeo, sería capaz de recrear un vídeo con los rostros de las víctimas, siendo torturadas por gente poderosa. En la década de los 90, sería muy difícil, hoy ya no lo es tanto.

Ana Sanmartin y Elías León leen una carta firmada por Rosa Folch, madre de unas de las niñas en las que considera que Fernando García y Juan Ignacio blanco han hecho unas declaraciones sobre la autoría de los criminales, que considera fantasiosas, morbosas y que su publicación le han hecho muchísimo daño personal. Yo veo en Rosa Folch una mujer que dijo "basta, ya no puedo más". Y considero que aunque Fernando García enfocó mal su denuncia pública, también creo que se han aprovechado de la debilidad psicológica de Rosa Folch después del duro golpe recibido por la cruel muerte de su hija y la usaron de ariete para cerrar el caso en falso.

El documental dice que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos anula la doctrina Parot el 8 octubre de 2013.

Tras 20 años de reclusión, El 29 de noviembre de 2013, Miquel Ricart sale de la prisión de Herrera de la Mancha. Una turba de paparazzis de los medios le esperan a la salida de la cárcel y consideran que es una buena opertunidad para que el acusado de esos crímenes pida perdón. Miquel Ricart les esquiva, escoltado por la Guardia Civil.

Fernando Bustamante del periódico Levante-EMV y fotografo de profesión dice que logró sonsacarle una confesión a Miquel Ricart, después que saliese de la cárcel. ¿Cómo? Atención a lo que dice este fotografo, le pregunta a Miquel Ricart: "¿Tú te arrepientes de lo que hiciste? "Dice el fotografo que Ricart respondió con otra pregunta: "¿Tú que crees?" - aunque no hay una grabación de audio que acŕedite eso, como diría Bambú Producciones ,tenemos que fiarnos de su palabra y puede ser que dijese eso. Pero es irónico que los autores del documental que echan en cara a otros que en algunos casos, no puedan acreditar con pruebas lo que dicen, den por válidas las declaraciones del fotógrafo y permita que las periodistas de Levante-EMV, autoras del artículo "Sin fundamento", baluartes de la versión oficial, hagan una interpretación de esa respuesta en forma de otra pregunta que hizo Miquel Ricart a su compañero fotografo como una confesión de que es culpable y se atreven a poner en boca de Miquel Ricart que vino a decir: "No soy el monstruo que soy, claro que me arrepiento."...sin haberlo dicho, periodismo del bueno, oiga. ¿Por qué el documental "El Caso Alcasser" de Bambú producciones es mediocre? Por detalles cómo éste. ¿Cómo Bambú Producciones puede tomar a la audiencia por imbécil? Hay centenares de vídeos que están colgados en Internet sobre el triple crimen de Alcàsser. Y muchos que siguen con curiosidad este caso, llevan leyendo y viendo información sobre este caso desde hace décadas. No, muchos de nosotros no somos millenials que hemos nacido con un smarpthone debajo del brazo y solo conocemos Netflix y HBO.

Miquel Ricart sí hizo declaraciones al salir de la cárcel, respondiendo a preguntas de un periodista de Antena 3 y esta breve entrevista fue grabada en vídeo. Miquel Ricart confiesa al periodista:"Soy una puta cabeza de turco.... primero tengo que demostrar que yo no fui en este caso"... Y cuando le preguntan si no tiene ningún mensaje para las familias de las víctimas: "Debería mandarlo quien lo hizo"... "He robado un banco. De ahí a lo otro, no."

Ricart continúa defendiendo la misma versión que mantuvo en el juicio celebrado en 1997, aunque entonces suponía rectificar su primera inculpación en unos hechos por los que aún se busca a su amigo Antonio Anglés, considerado el autor material de este crimen.

Miquel Ricart fue invitado a un programa de maxima audiencia pero se canceló dicha entrevista por la controversia que suscitaba. Tres días después se perdió el rastro a Ricart y sigue en paradero desconocido. Pero Bambú Producciones no perdió el tiempo en buscarle para obtener su versión de los hechos ¿Demasiado trabajo? ¿Pocos medios? Quizá el objetivo del documental era desprestigiar la "teoría de conspiración" más que otra cosa.

Los últimos minutos de último capítulo de esta serie documental, son de lo más lamentable y patético que he visto. Un popurrí indigesto mezcla de ideología de género y poder matriarcal muy de moda últimamente y que seguro que Bambú producciones pensó que quedaría genial de cara la galería. Lo único que sé que este pseudofeminismo delirante brillaba por su ausencia cuando ocurrieron los crímenes. Las víctimas podían haber sido niñas pero también podían haber sido niños. Esto no lo veo como un simple caso de violencia de género, es un crimen mucho más macabro y atroz. 

Según el documental, cuando se hizo pública la sentencia contra Miquel Ricart, la violencia de genero no estaba contemplada como delito en el sistema jurídico. En el año 2014, quedó aprobada la ley de violencia de género. 11 años después, sí, seguro que fue por el triple crimen de Alcàsser y no por la influencia y presión creciente del lobby feminista matriarcal.

Y ahora otro disparate que apareció en el documental: En el año 2013, quedó derogada la ley Parot. Bambú producciones corrigió su error sobre la derogación de la doctrina Parot en la serie dedicada al Caso Alcàsser, según los autores del documental, atribuyeron la derogación de esta doctrina al Parlamento Europeo. Otra vez, la vuelven a cagar.

Otra crítica que hago a Bambú Producciones es que ni siquiera pusieron subtítulos en castellano a varias declaraciones de los protagonistas que hablaban en valenciano en programas de televisión y entrevistas. Yo entiendo el catalán bastante bien y por ende el valenciano, para mí el valenciano, es una variante del catalán. En cualquier caso, los autores del documental deberían ser conscientes que habrá personas que les habrá costado mucho enterarse de lo que dijeron.

Es por todo lo que he expuesto, que considero que esta serie documental es mediocre y si ha tenido impacto mediático es porque la emitió Netflix y nada más.


Desmontando el documental "El caso Alcàsser" de Bambú producciones - conclusión

Las cadenas de televisión generalistas han perdido fuelle y credibilidad en España. Con la llegada de Internet, la audiencia ha inclinado la balanza en favor de plataformas como HBO o Netflix Inc.

Netflix, Inc. es una empresa de entretenimiento estadounidense cuyo servicio principal es la distribución de contenidos audiovisuales a través de una plataforma en línea o servicio Video Bajo Demanda por streaming. 

Netflix emitió un documental titulado "El Caso Alcasser" y muchos dicen que el Documental es de Netflix, cuando en realidad, el documental fue realizado por la productora de Ramón Campos y que se llama Bambú producciones. Según productor  Ramón Campos, este documental pretende ser el documental definitivo sobre un crimen que convulsionó a la sociedad española y pretende "reflejar fielmente su verdad".

Conozco una persona extranjera que no conocía  el triple crímen de las niñas de Alcasser y se enteró de este caso por Netflix. Después de visionar los 5 capítulos de un documental que defendía la versión oficial, considera que la versión oficial tiene puntos oscuros y cree que no está claro que los acusados por el sistema judicial del Reino de España sean los culpables de los secuestros, violaciones, torturas y asesinatos de las niñas de Alcasser. Y eso que, esta persona extranjera no leyó ni escuchó otras teorías y testimonios de otros medios durante años como si hicimos otros, teorías de investigadores, ciudadanos de a pié e internautas anónimos que confesaban ciertos detalles y daban sus opiniones personales, en la sección de comentarios de las noticias de los diarios digitales, de los artículos de webs y blogs, en plataformas de vídeo streamming o en las redes sociales. 

Yo también vi los 5 capítulos de esta serie documental titulada "El Caso de Alcasser" y después de verla, tampoco me creo la versión oficial de los hechos. Así que he decidido volver a ver la serie documental y estudiar cada capítulo, centrándome en los puntos más polémicos. También recordaré mis impresiones en aquella época sobre este crimen, a lo que sumaré mi experiencia personal; pues a lo largo de muchos años, he conocido a personas que trabajan en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y conozco bastante mejor que otros como funcionan en realidad. Incluso he colaborado con un cuerpo policial en la resolución de un caso de doble asesinato de una amiga mía y su compañera de piso y de un delito leve de estafa. En base a mi experiencia personal, puedo ponerme en lugar de los protagonistas de esta tragedia.

¿Por qué escribo esto? Más que nada lo hago por las niñas que fueron violadas, torturadas y asesinadas y por el trabajo del criminólogo Juan Ignacio Blanco. El padre Fernando García es un "padre coraje" pero algo me dice, que si no le hubiera tocado a él, no hubiera hecho como Juan Ignacio Blanco, abandonarlo todo para investigar un caso de la tortura, violación o muerte de una hija que no era suya. Que conste que no me dejo llevar por la burda manipulación que a mi juicio hace la productora Bambú producciones sobre las personas que apoyan una versión distinta a la versión de los hechos. Mi opinión del médico forense Doctor Frontela no ha variado ni un ápice y mi opinión sobre Juan Ignacio Blanco ahora es más positiva; porque recientemente he leído el libro "¿Qué pasó en Alcasser", pensaba que era un libro sensacionalista, que aportaba varias fotos macabras y una teoría de conspiración sin más. Aquellos que se interesan por el libro de Juan Ignacio Blanco, descubrirán un auténtico libro de investigación y criminología, sin más, con un lenguaje técnico y complicado de leer; más que nada, por lo que los criminales les hicieron a las niñas.

Me gusta el periodismo de investigación (el único periodismo de verdad) y la criminología. No me dejo llevar por las emociones a la hora de abordar un tema, ni me dejo llevar por lo que digan las autoridades, la policía, un blogger o youtuber experto en teorías de la conspiración. Sí, Juan Ignacio Blanco o yo mismo he tratado temas polémicos como conspiraciones y crímenes, pero nunca hemos dicho por sistema que todos las torturas, abusos sexuales y asesinatos cometidos contra mujeres, menores de edad o niños son obra de gente poderosa. Habrá algunos casos que sí y otros que no.

En mi opinión, existen motivos para creer en la teoría que crímenes como éste fueron realizados por gente poderosa. Por ejemplo, la mala praxis a la hora de investigar los hechos, la extraña desaparición de Antonio Anglés que es uno de los presuntos autores del crímen. La confesión autoinculpatoria del otro presunto autor de los hechos, Miquel Ricart, confesión después de haber cambiado de versión hasta 4 veces y que denunció presiones y torturas por parte de agentes que le tomaron declaración, poniendo en su boca y por escrito lo que tenía que decir, hacen pensar a muchos que existe gato encerrado. El desenterramiento de los cadáveres sin la toma de fotografías, la extraña primera autopsia, la desaparición de pruebas, la extraña aparición de otras pruebas como unos papeles que llevaban meses rotos y que señalaban a un ciudadano con esquizofrenia de una familia de clase baja, desestructurada con algunos miembros acusados de varios delitos y con breve. Un crimen sexual y sádico contra 3 niñas que no hicieron nada a los supuestos autores con historial de delitos relacionados casi siempre con el ánimo de lucro y delincuencia de bajo pérfil: tráfico de drogas, robos, atracos, amenazas a la familia, un secuestro y paliza por robo, etc).

La denuncia de un colaborador de Juan Ignacio Blanco que varios coches intentaron echarles de la carretera, demuestra que no había interés por parte de las cloacas del estado que un grupo de personas investigasen por su cuenta pero sí había interés por machacarles judicial y extrajudicialmente.

Los autores del documental "El Caso Alcasser" tratan de machacar a Juan Ignacio Blanco, al Doctor Frontela y a Fernando García como si fueron ellos los únicos responsables de la otra versión de los hechos, pero obvian por completo testimonios como la Duquesa Medina de Sidonia Luisa Alvarez de Toledo. que nació y creció en ese entorno y que relata hechos similares denunciados en su libro "La Ilustre Degeneración", un libro que jamás pudo publicar y que decidió colgar en Internet de forma gratuita para escarnio de cierta gente poderosa. Nadie puede acusarla de haberse subido al carro para lucrarse con "El Caso Alcasser" pués además de ser aristócrata, poseía una gran fortuna valorada en varios millones de euros. Tampoco el documental se hizo eco de la famosa carta del "Garganta Profunda", un supuesto miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del estado, que denuncia que entre ciertos grupos de personas poderosas e influyentes, existe la "costumbre" de organizar orgías sádicas que muchas veces terminan con la cruel muerte de las víctimas, disfrazadas de cacerías y monterías.

De hecho, la condena judicial pivota exclusivamente sobre la confesión de un hombre Miquel Ricart que durante el juicio y después de salir de la cárcel, sigue manteniendo que él es inocente y un cabeza de turco y que tiene la conciencia muy tranquila, aunque los autores del documental trataron de hacer ver que había reconocido su culpabilidad después de salir en la cárcel, solo disponen de un testimonio de un fotógrafo que dice haber conversado con él sin presentar ninguna grabación, dan por hecho, que Miquel Ricart confesó implicitamente su participación en los crímenes, cuando fue inquirido por el fotógrafo de sí se sentía repetido. ¿Tú que crees? - respondió Miquel Ricart.

El argumento falaz de Bambú Producciones de que no hay constancia documental de denuncias por palizas, torturas, secuestros o intentos de asesinato denunciadas por algunos miembros de la familia Anglès, Miquel Ricart, Juan Ignacio Blanco y por lo tanto, si no puede acreditarlas, "no existen" . En ocasiones, y hablo de España, los cuerpos policiales no recoge por escrito ni investigan todas las denuncias que recibe y más si los denunciados son sus jefes o colegas de profesión. De hecho, las acusaciones de Miquel Ricart de que sufrió torturas, serían fáciles de desmontar si las fuerzas de seguridad grabasen íntegramente en vídeo los interrogatorios, cosa que siguen sin hacer, a pesar las recomendaciones de Naciones Unidas a España.

Pueden leer con detalle los análisis capítulo por capítulo de esta serie documental, que considero propaganda al servicio de la versión oficial, o lo que es lo mismo, propaganda al servicio del régimen. La parcialidad de los autores del documental en favor de la tesis oficial les delata. En mi opinión, no es más que un remake moderno del documental Alcacer, vidas marcadas, también al servicio del régimen.

Como dice un jefe indio, la verdad requiere pocas palabras, y he visto demasiados esfuerzos por hacer creíble una investigación chapucera y una condena judicial por falta de pruebas. Sí, por falta de pruebas.

Recuerdo el caso de dos ciudadanas chinas que conocía fueron brutalmente asesinadas por 2 compatriotas, uno de ellos, pudo huir a China y como no hay tratado de extradición, no se le juzgó. En cuanto al otro cómplice, fue detenido por la policía por sus contradicciones y porque dijo que no estaba en la vivienda donde se produjo el crímen; pues bien, había una huella dactilar suya en un vaso de la vivienda. Después dijo que había mentido a la policía porque pensaba que en España había pena de muerte. Yo sé que hay pena de muerte sin haber viajado a China, me extraña ese desconocimiento de las leyes españoles por parte de un extranjero que ya llevaba viviendo bastante tiempo y que además parece ser que ya había delinquido en España. Para rematar el cachondeo, dijo que su compañero le convenció para trasladarse a la ciudad de Pontevedra desde Murcia para realizar una transferencia bancaria y que recibiría una cuantiosa comisión. ¿No hay sucursales bancarias ni sedes de Western Union en Murcia? Otro detalle más, se desplazó el fin de semana, justo cuando las sucursales bancarias están cerradas, él dijo que se marchó de esa vivienda porque hacían mucho ruido y estaba muy sucia. Yo estuve en esa vivienda y era silenciosa y la casa estaba limpia como una patena. Después de recurrir la sentencia judicial condenatoria por un jurado popular y pasar varios años de cárcel, fue absuelto por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia por "ausencia de pruebas."

Sin embargo, Miquel Ricart fue condenado a muchísimos años de cárcel por una confesión autoinculpatoria, cambiante y contradictoria, sonsacada bajo denuncias de torturas según Ricart. No había testigos oculares que le situasen en el lugar de los crímenes y ninguna prueba biológica. Estoy convencido que una de dos: o lo eligieron como cabeza de turco por la presión social o como cortina de humo para no implicar a gente importante, como otras personas denunciaron.

Fuente: meneame.net