lunes, 6 de julio de 2020

Letizia: la reina monster más odiada de España ¿Por qué la odian tanto?

Letizia a Felipe de Borbón: "Me has engañado, me prometiste que haríamos historia, que gracias a mí la Monarquía entraría en una nueva fase de progresismo, identificación con las clases medias, igualdad de género, que el día de mañana se escribiría de mí como Letizia I, la Reina del Pueblo, la mujer que actualizó la rancia institución Monárquica, instruyéndola en los avances conquistados por la Revolución Francesa, y que la gente así lo entendería, y me respetarían y me admirarían por ello. Pero todo es mentira; lo cierto es que todos me odian, me desprecian, me humillan...







Me gustaba Letizia no como sex-symbol sino porque parecía "progre", algo diferente, roja, revolucionaria, libertaria, hasta republicana. ¿Recuerdan aquella mujer espontánea que vestía de blanco en su anuncio de compromiso con Felipe de Borbón? Pués bien, de ella no queda nada, ni el recuerdo.

El cronista real, clasista y azote del vulgo Jaime Peñafiel empezó a atacarla. Y yo, que odio a los clasistas, empecé a defenderla a muerte. ¡Qué pérdida de tiempo!

Sí, todo eso que han leido de ella era cierto, comunista, sindicalista, simpatizante del subcomandante Marcos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, defensora de la libertad de expresión y añado, abucheaba los discursos de su suegro por navidad junto a su familia, y añado de una buena fuente, Letizia perteneció a dos grupos antisistema, pegaba carteles con la (A) de anarquía y con la cara de El Rey Juan Carlos con una bonita nariz de payaso. Al CNI se le escapan casi todas vivas y alguna hasta se convierte en su reina. Eso sí, se habrán forrado tapando su pasado, menos da una piedra. Letizia también fue okupa en una casa taller autogestionado y redactora de los comunicados en su primer año de universidad.

El odio de clase no le impidió llegar a lo más alto. Sí, suena sarcástico. Aunque Letizia se declaraba republicana militante antes de ser princesa, para ella ser reina es llegar a lo más alto y se ha untado el culo con Loctite para que nadie le saque del trono. Letizia ha hecho muchos sacrificios, ¡Pero qué dices, hombre! Qué sí, qué ha hecho muchos sacrificios hum... ejem, vamos a dejarlo en sacrificios a secas.

Aún recuerdo la cara de shock del cantante de Maná al reencontrarse con ella como princesa: " Ya no queda nada de la mujer liberal que conocí". ¿Cómo era antes de ser princesa? Su primo David Rocasolano es claro: "Era la clásica gilipollas que te decía lo que tenías que hacer" y añade "el poder ha empeorado su cáracter". Había nacido para ser reina pero no había sido educada en cuestiones protocolarias, o lo que es lo mismo, en hacer bien el macaco.

Los suegros no la soportan, sus cuñadas tampoco, los maridos de sus cuñadas menos, los amigos de su marido se referían a ella como la chacha, p*ta, loca (la Loqui), marimacho, enferma, anoréxica, chusma, gitana... Pero tranquilos. Si a Letizia le sirve de consuelo, para el rapero C. Tangana, eres solo una periodista y eso es lo que le sigues pareciendo.

El servicio de la Casa Real tampoco la traga. Más de una vez, han quemado con una plancha sus vestidos. El CNI tampoco la tragaba cuando era una príncesa. Ella pensaba que los agentes de La Casa eran como en las películas de James Bond en misiones de alto riesgo y descubrió que perseguían con saña a perroflautas o activistas del 15M por poner un ejemplo.

La mayoría de los españoles de los que opinan en Internet, no tragan a Letizia. Pueden pasarse por los foros de cotilleo más importantes de España y comprobarán que es así. La consideran choni, borde, prepotente, maleducada, trepa, viuda negra, bruja y una larga lista de halagos que voy a obviar; porque como decía su amigo, el cantante de Maná: "Un caballero no tiene memoria". Ella comentaba a su primo David Rocasolano que había un pacto entre la prensa cortesana y la Casa Real de "no agresión"... pero llegó Internet y como dice la canción de la banda metalera mexicana "Brujería": "La bendición de tu madre se jodió, ya lo oíste, ya te jodiste cabrón(A)". Todo y mucho más salió a la luz. Y por eso, Letizia educa a sus hijas como norcoreanas, Internet lo justo y nada de buscar mi nombre en Google. ¿Eh? ¡Mazmorra! ¿Eh? ¡Mazmorra!

Letizia es la clásica mujer que te arranca el robot de cocina de LIDL de las manos, que se abre a codazo limpio delante de unos grandes almacenes por las rebajas de "Black Friday", que te pone la zancadilla en el trabajo, que se acuesta con el jefe y asciende por méritos extralaborales ante el estupor e indignación de los presentes. Todos hemos despreciado, aborrecido e incluso odiado a este tipo de personas alguna vez en la vida.

Pero el problema de Letizia es que no convence a los fanáticos de la monarquía, que en su mayoría, pertenecen a la derecha rancia española, tradicional e idólatra. Son como los seguidores del ultracatólico y cismático Monseñor Lefebvre, si no está todo en su sitio, con misa tridentina, de espaldas al público y en latin, esto no mola. Genial el gol que les metió por la escuadra con la ocultación de la documentación de un aborto para que no se impidiese la celebración de la boda católica y que convierte a esta monarquía en una pornocracia de hecho: monarquía en una pornocracia de facto. www.meneame.net/m/Artículos/espana-no-hay-monarquia-sino-pornocracia

Los monárquicos querían una déspota sí, pero una déspota con sangre real. Las marujas querían una Familia numerosa para quedar con sus amigas y cotillear cosas como: ¡Qué guapos son! En definitiva, la mayoría que no les importaba que existiese una institución anacrónica como la monarquía en la jefatura del estado español, las prefieren con cara de ángel, pinta de no matar una mosca y con ojos azules y pelo rubio natural, estilo Grace Kelly. Pero Letizia es otra cosa, sin estilo propio,acción mutante y tira palante.

Por favor, Letizia, no leas este artículo de un cualquiera, sigue tu camino. Tienes razón en todo, como cuando le dijiste a tu marido cuando se paró con alguien en un acto oficial: "Si te paras con cualquiera no vamos a acabar nunca." Y dile a tu marido que haga un referéndum sobre la continuidad de la monarquía. Yo os votaría pero con b.

Como Letizia es una reina progre, moderna, amante de las libertades. Le voy a dedicar con todo el cariño la letra de esta canción: "Nadie nos quiere".



Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Monster_(pel%C3%ADcula)